Encuéntranos en

Periódico Cubano

Un cubano con “hiperactividad sexual” convive con sus diez mujeres en Pinar del Río

Noticias de Cuba

Un cubano con “hiperactividad sexual” convive con sus diez mujeres en Pinar del Río

Noel Díaz es un campesino cubano que lleva más de una década dentro de una relación poliamorosa con su esposa y nueve mujeres más.

Tomada de El Toque

Noel Díaz es un campesino cubano que lleva más de una década dentro de una relación poliamorosa con su esposa y nueve mujeres más. ¿A qué se debe? Díaz padece de priapismo, una condición médica que le produce erecciones “dolorosamente prolongadas”.

Según recoge un artículo de El Toque, hasta que se casó, Noel tuvo más de siete parejas a la vez. Luego quiso “ser el hombre ideal, tener el amor perfecto”, pero “mi hiperactividad sexual no me lo permitió”.

Cuando era joven, y después de haberse casado, al “guajiro” no le quedaba otro remedio que saciar su apetito sexual con animales de granja hasta que se envalentonó y le hizo saber a su esposa que necesitaba de más de una mujer para satisfacerse plenamente. 

Seis veces lo dejó su mujer después de aquello, apunta El Toque. Sin embargo, la misma al final se resignó con que la enfermedad de su esposo “no tenía remedio”, a juzgar por los diagnósticos del médico.

Fue entonces cuando Noel, radicado junto a su familia en Viñales, Pinar del Río, llegó a conquistar nueve mujeres más: Xiomara, Dusnay, Maidelyn, Yojara, Rebeka, Ana Laura, Mariselis, lsabela, Marielis y Débora, quienes se conocen y relacionan entre sí.

Casi todas tienen entre 28 y 40 años de edad. Cada una tiene casa propia, pero coinciden habitualmente en la casa principal. Según reseña la publicación, la “familia” mantiene relaciones con Noel varias veces al día.

Hasta el sol de hoy, Díaz tiene 19 hijos y está esperando tres más. Mantiene por completo solo a 12 de sus niños y del resto se encarga con sus mujeres económicamente independientes.

Con la ayuda de sus compañeras, se dedicó a la siembra de tabaco, café, yuca, malanga, aguacate, mamey, plátano, sobre la extensión de 38 hectáreas de tierra que heredó.

Algunas de ellas acuden a la vivienda a lavar, limpiar, cocinar, sembrar, atender a los visitantes, ya sean turistas o vecinos. Teniéndolas allí, Noel no necesita de más trabajadores, destaca el medio.

“La mayoría de los hombres desconoce lo que quiere una mujer”, afirma y asegura que posee “el don de leer los instintos femeninos, de saber dónde y cómo tocar y qué palabras decir para hacerlas felices”.

No las besa ni acaricia públicamente y las trata a todas por igual. Delante de la gente, ninguna pasaría por su mujer. Es una forma de no herirlas y “encantarles”, dice.

Ana Laura, una de sus parejas, no pudo comenzar su relación con Noel hasta que cumplió los 18 años porque para él “las menores están prohibidas”. Hoy, con 24 años y a dos meses de dar a luz a su segundo hijo, ella afirma que “no cambiaría mi relación con él por nada en este mundo”.

“A su lado me siento realizada. Fue mi primer hombre y espero que el dueño del resto de mis días. Es más que el padre de mis hijos o mi marido, es mi amigo, mi hermano, mi padre, mi apoyo, mi fuerza y la razón de mi vida. En él encontré todo lo que una mujer pudiera desear: el hombre que te estremece cuando habla, el que es capaz de llenarte los días de alegría con un pequeño gesto, el que siempre está pendiente de los detalles”, afirma.

Sin embargo, señala el reportaje, muchos no ven en él más que a un chulo. La maestra de uno de sus hijos, por ejemplo, dice vivir alarmada porque el niño de siete años posee la misma condición eréctil que su padre.

A pesar de las opiniones, Noel vive orgulloso de “la cultura e integridad que hay en mi casa”.

“Mi hija mayor tiene 22 años y aún no me ha visto en el más mínimo roce con ninguna de mis esposas. Los más pequeños, que tienen dos y tres años, piden permiso para hablar y se sorprenden cuando alguien se besa en la calle o en televisión porque son cosas que en su hogar no ven”, asegura.

 

Tomado de Cibercuba

 

 

4 Comentarios

4 Comentarios

  1. Mario Clavero Rodríguez

    12 diciembre, 2017 at 1:15 am

    Cómo es posible que un país que dice ser tan correcto, permita ésta situación, pues como abogado conocí casos en Cuba que por tener tres mujeres y niños con cada una a la vez, cumplieron prisión por corrupción de menores y poligamia sin aún estar casados. Si eso es una grata noticia en Cuba que esperemos para la degeneración del futuro.
    Además esa enfermedad tiene cura con tratamiento quirúrgico y por otra parte las personas que sufren ésta enfermedad sufren tanto dolor que tienen que someterse al riguroso tratamiento médico. Eso es un descaro enmascarado. Si quieres curarte dímelo.

  2. gilberto

    2 diciembre, 2017 at 1:55 pm

    Bueno esto es de risa tenemos al primer arabe criollo en su harem jajajaja y dicen q’ son bobos los Pineros

  3. Isael

    1 diciembre, 2017 at 6:49 pm

    La verdad que la que nace pa ta…. del cielo le caen los ta….. Creeme hay medicinas que evitan la condicion. es mas facil tener muchas y de paso no ocuparse de los Hijos.

  4. Leonel

    1 diciembre, 2017 at 5:39 pm

    Si no tubirea los 38 acres ninguna lo mirarian

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Columna de Opinión

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement
To Top