Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

Doble rasero de la MLB: ¿Georgia no cumple con sus “valores”, pero Cuba sí?

DEPORTES

Doble rasero de la MLB: ¿Georgia no cumple con sus “valores”, pero Cuba sí?

La MLB a la hora de importar talento cubano no tuvieron ningún problema en negociar con un régimen dictatorial.

Barack Obama en La Habana

Obama y Raúl llegan al Estadio Lationamericano, en La Habana. (Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate)

Las Ligas Mayores de Béisbol anunciaron en el mes de febrero que el Juego de las Estrellas de este año no se disputará en Atlanta debido a una nueva ley estatal que podría dificultar el voto en comunidades afroamericanas.

“La mejor manera de demostrar nuestros valores como deporte es reubicando el Juego de las Estrellas y el Draft de la MLB de este año”, dijo el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, en un comunicado.

Sin embargo, hay quienes cuestionan que esta decisión se deba a los valores de la empresa, debido a que si bien la aprobación de esta nueva ley en Georgia, limita el acceso al voto a comunidades más vulnerables, pero a la hora de importar talento cubano no tuvieron ningún problema en negociar con un régimen dictatorial.

La Major League Baseball dice que los “valores” la obligaron a mudar el Juego de Estrellas de este verano fuera de Georgia. Pero esta piedad no cuadra con su largo historial de colaboración con la dictadura militar de Cuba, uno de los violadores de derechos humanos más notorios del mundo.

Esto es especialmente relevante ahora, mientras la lucha cubana por la libertad de expresión y la libertad artística alcanza nuevas alturas en el humilde barrio de San Isidro de La Habana.

El béisbol se anuncia a sí mismo como un campeón de la justicia racial. Pero la práctica de la liga de relacionarse con los Castro como si el régimen fuera normal ha tenido el efecto contrario. Se ha sumado al aislamiento de los disidentes cubanos.

Los valientes músicos, artistas de performance, escritores e intelectuales de San Isidro, que son abrumadoramente personas de color, son un excelente ejemplo. Tienen que trabajar más duro contra el mito, fortalecido por años de complicidad en las grandes ligas, de que Fidel y Raúl Castro acabaron con las injusticias sociales, incluida la marginación de los cubanos negros.

Tan recientemente como en 2018, Major League Baseball buscó un acuerdo con Raúl según el cual La Habana enviaría jugadores a los Estados Unidos y el béisbol embargaría sus salarios y enviaría los dólares a la dictadura, como si los jugadores fueran propiedad del régimen y no de los equipos.

Major League Baseball dijo que pagaría a la liga de béisbol cubana, a la que describió absurdamente como independiente del régimen totalitario.

El régimen de Castro es hipersensible a su reputación de represión y gasta enormes recursos en propaganda para combatirla. El béisbol a menudo ha resultado útil en ese esfuerzo.

Es por esta razón que contrasta tanto el argumento del comunicado de Rob Manfred, “Durante la última semana, hemos mantenido conversaciones serias con los clubes, los jugadores -activos y retirados-, la Asociación de Jugadores (MLBPA) y la Alianza de Jugadores, entre otros, para escuchar sus opiniones.

“He decidido que la mejor manera de demostrar nuestros valores como deporte es reubicar el Juego de Estrellas y el Draft de la MLB de este año”, añadió Manfred.

“Con orgullo usamos nuestra plataforma para alentar a los fanáticos del beisbol y las comunidades de todo nuestro país a cumplir con su deber cívico y participar activamente en el proceso de votación. El acceso justo a la votación sigue contando con el apoyo inquebrantable de nuestro juego”.

Porque este mismo estándar de alimentar los derechos humanos y la libertad de los ciudadanos, no es aplicable a lo que sufren los cubanos.

Suscríbete GRATIS para recibir noticias
Síguenos en Google News y recibe más noticias como esta

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top