Connect with us

Escasez y desempleo impiden a cuentapropistas que dependían del turismo trabajar en otras áreas

Noticias de Cuba

Escasez y desempleo impiden a cuentapropistas que dependían del turismo trabajar en otras áreas

Abrir un negocio de otra índole es imposible en medio de la escasez de alimentos y el aumento de precios tras el ordenamiento

Cuentapropistas que viven del turismo pasan por tiempos difíciles ante la pandemia

Cuentapropistas que vivían del turismo pasan por tiempos difíciles en la pandemia. (Imagen de referencia: Periódico Cubano)

Trabajadores privados del sector turístico denunciaron que han debido buscar otras formas de obtener ingresos ante la crisis provocada por el COVID-19.

De acuerdo con un reportaje del portal independiente CubaNet, la falta de turistas provocada por la pandemia ha afectado a los cuentapropistas del sector, que además no logran reubicarse a otras áreas por la falta de trabajo que hay en la Isla de forma general.

Gilberto, uno de estos trabajadores, que prefirió mantener su identidad resguardada por seguridad, dijo al citado medio que tras quedarse sin empleo por la pandemia no ha parado de “inventar” maneras de subsistir, pero la escasez del país lo ha dejado poco a poco sin opciones.

“Ahora con el tema de la COVID, los extranjeros no vienen. Ahora mismo nadie tiene trabajo, todo el mundo está parado”, afirmó.

Él laboraba como chef de cocina en uno de los restaurantes que cerró por falta de clientes, tras lo que optó por abrir una repostería, pero la falta de materia prima y el encarecimiento de lo poco que encuentra, le impide seguir.

“Todo lo venden en MLC (dólares) y cuando vas (a las tiendas) no hay nada tampoco. Saqué una licencia y al final no te venden harina, no te venden huevos, no te venden azúcar, no te venden nada”, lamentó Gilberto.

“Son precios que ya no sé cómo un ser humano aquí en Cuba puede aguantar: un saco de harina que valía 300 pesos ahora vale 2500, un cartón de huevos 300 pesos. Es demasiado”, añadió.

Los precios que describe son estratosféricos, de al menos 10 veces más de lo que valen los mismos productos en cualquier otro país del continente.

La inaccesibilidad de los productos para él como emprendedor, y la incapacidad de la población para costearlos al precio que él tendría que ponerlos para generar ganancias tras la inversión, hacen imposible que Gilberto vuelva a trabajar en su profesión por ahora.

“Ahora de cocinero tienes que pasar a recoger laticas; la vida ha dado un giro de 180 grados, hay que olvidarse de cocinar”, lamentó.

Choferes que daban servicio a turistas enfrentan también esta situación, así como vendedores de recuerdos y prendas para los viajeros.

Todos denuncian que el gobierno no ha hecho nada para paliar la crisis que enfrentan todos los que ahora están sin trabajo, ni proveyendo ayuda económica, ni facilitando su empleo en otras áreas.

En este escenario en el que ya imperaba la escasez y el desempleo, la situación se vuelve más crítica al paso de los meses, entre la falta de turistas y el aumento de precios por el ordenamiento monetario, sin que se vislumbre un fin a la crisis de COVID-19, que podría continuar hasta el próximo año.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top