Conecta con nosotros

Periódico Cubano

Gobierno cubano invalida la expulsión del Gran Maestro acusado de robo

NOTICIAS DE CUBA

Gobierno cubano invalida la expulsión del Gran Maestro acusado de robo

La comunidad masónica cubana se enfrenta ahora a un dilema: aceptar la imposición del Gobierno o defender su autonomía y libertad

Mario Alberto Urquía Carreño, Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba

El Gran Maestro admitió haber aceptado el traslado del dinero a su oficina con la esperanza de que el Patronato lo ingresara en el banco. (Foto © Gran Logia de Cuba – Facebook)

El régimen castrista, mediante la Dirección de Asociaciones del Ministerio de Justicia (MINJUS), dio un golpe a la masonería cubana, invalidando la expulsión del Gran Maestro Mario Alberto Urquía Carreño, acusado del robo de 19 mil dólares de la tesorería de la organización y quien fue separado de su cargo por votación mayoritaria.

Según publicó el diario independiente CubaNet, en el documento oficial del MINJUS se explica que tanto la documentación y el decreto que ordenó la expulsión de Urquía Carreño violan sus derechos al debido proceso y la presunción de inocencia, por lo cual declaran inválida su expulsión y lo restituyen como el líder máximo de la masonería cubana.

Sin embargo, dicha Dirección de Asociaciones no es un órgano judicial con facultad para invalidar un veredicto que tomó una organización independiente. Lo anterior trae suspicacias sobre el interés de la Seguridad del Estado del régimen comunista en controlar el Supremo Consejo de la Gran Logia Masónica de Cuba.

Lo cierto es que, a pesar de que los 19 mil dólares siguen sin aparecer, el supuesto responsable (Urquía Carreño) nunca fue acusado formalmente ante la Fiscalía ni instruido de cargos. Los miembros de la Gran Logia Masónica solo lo destituyeron de su cargo y nombraron como sustituto a Juan Alberto Kessel, lo cual dice el MINJUS que viola los procedimientos.

Varios masones, que hablaron bajo condición de anonimato con el citado medio, acusaron al Gobierno cubano de intromisión en los asuntos internos de la masonería y de utilizar a Urquía Carreño como un instrumento de la seguridad del Estado en lo que es desde ya la mayor intromisión en la masonería desde 1959.

“El Registro de Asociaciones tiene la facultad de velar por el cumplimiento de la ley, pero no para imponernos nada, menos a un Gran Maestro que fue expulsado por traición a nuestros principios”, advirtió uno de ellos.

Otros han expresado públicamente su rechazo. Por ejemplo, el masón y opositor cubano Gustavo Pardo advirtió que la intervención del MINJUS podría desencadenar consecuencias lamentables para la Fraternidad cubana, incluyendo el cese del actual Soberano Gran Comendador y la posible disolución del Supremo Consejo del Grado 33.

La comunidad masónica cubana se enfrenta ahora a un dilema: aceptar la imposición del Gobierno o defender su autonomía y libertad. “Nos han impuesto a un Gran Maestro, quieren dirigir abierta y directamente a la masonería, y esto es algo que no tiene precedentes en la historia universal”, afirmó otro masón.

Síguenos GRATIS en WhatsApp y Telegram para contenidos exclusivos

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

1 Comentario

1 Comment

  1. Sabiondo

    14 junio, 2024 - 11:05 PM at 11:05 PM

    Ese es un “seguroso” que ha “trabajado mucho” con sus jefes del MININT para llegar a su puesto, para que ahora los masones lo expulsen por ladrón, pues no, a la Seguridad del Estado no le sale de sus “coxxxxs” que lo quiten de su puesto, porque tiene que seguir espiando y delatando a sus “hermanos” masones. Y cuidado con protestar la orden del MININT

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de Impacto

Lo más leído en la semana

Escándalos de la Farádula

Te puede interesar

Arriba