Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Policía decomisa maderas preciosas presuntamente ilegales en Sancti Spíritus

Noticias de Cuba

Policía decomisa maderas preciosas presuntamente ilegales en Sancti Spíritus

Encontraron los materiales durante una “inspección” y los dueños no presentaron la documentación correspondiente

Policía decomisa maderas preciosas presuntamente ilegales en Sancti Spíritus

Policía decomisa maderas preciosas presuntamente ilegales en Sancti Spíritus. (Collage: Canal Caribe-Youtube)

La Policía Nacional Revolucionaria (PNR) detectó esta semana un cargamento de maderas preciosas que se encontraba dentro de una vivienda particular en Sancti Spíritus y que habría sido talado ilegalmente.

Como es usual en los últimos meses, la Televisión Cubana hizo público el operativo y reveló los rostros de los presuntos responsables, a los que se les inculpó y condenó de forma inmediata, antes de cualquier investigación.

Cargamento de maderas preciosas en Sancti Spíritus

El reporte oficial indica que agentes del Cuerpo de Guardabosques encontraron 86 tablones de algarrobo (2.346 pies) y 37 tablones de cedro (336.94 pies) en el patio de una casa del Consejo Popular La Rana, municipio de Taguasco.

Aseguraron que encontraron los materiales durante una “inspección” y que los dueños no presentaron la documentación correspondiente que los hace legalmente aptos para manipular la madera que se considera como “preciosa”.

El inspector Félix Ramos González, se apresuró a decir que los productos forestales son procedentes de la cuenca de la presa Lebrije y que se talaron de manera ilícita, pues la zona es una reserva protegida.

El total de la madera depositada en la vivienda fue de 123 tablones, todos aserrados con motosierras y dejado sobre la tierra.

Los policías los entregaron al Servicio Estatal Forestal, donde como es costumbre, no se sabe cuál será su destino final. Tampoco se sabe penalización que se le impondrá a los involucrados.

Operativos del régimen de Cuba contra cuentapropistas

Estos operativos comenzaron hace un par de meses, en medio de la pandemia de COVID-19, una estrategia del gobierno con dos propósitos evidentes. El primero es el castigo ejemplarizante, pues los detenidos nunca son escuchados, se les exhibe públicamente y se mantiene la idea de que el régimen se encuentra siempre “vigilante” y que los hechos delictivos no quedan impunes.

El otro fin es enaltecer la labor de la PNR, mostrarlos como una institución eficiente que logra detener a los acaparadores y de paso justificar la falta de productos en la Isla culpando a los cuentapropistas y acaparadores que presuntamente surten el mercado negro.

Sin embargo, muchas veces los detenidos muestran pruebas de que lo que se les confisca les pertenece legítimamente, permisos o pagarés que el gobierno siempre rechaza por una u otra razón, por el simple hecho de que les representan una ganancia en la que el régimen no obtiene nada, por mínima que sea.

Es el caso de autopartes y otros artículos confiscados que han sido obtenidos a través de trueques, que muchas veces pese a ser objetos usados y representar uno o dos pesos de ganancia para sus comerciantes, a estos se les acusa de “comercio ilegal” por no tener el permiso específico para eso.

Con estos estándares, el gobierno pretende también eliminar cualquier tipo de comercio que no lo involucre, como cuando los cubanos ofertan objetos o productos en redes sociales incluso en calidad de trueque.

Los operativos del régimen a manera de cacería de brujas, no solo no han resuelto la escasez de productos, principalmente comestibles, en mercados y tiendas de Cuba, sino que además dejan sin opciones a los cubanos, que a veces solo encontraban lo que necesitaban mediante cuentapropistas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top