Encuéntranos en

Periódico Cubano

Reactivada la investigación sobre Luciano, el niño que murió en un inflable

Mundo

Reactivada la investigación sobre Luciano, el niño que murió en un inflable

Un nuevo video, muestra al menor semidesnudo y la nueva fiscal pedirá otras citaciones

 

Amor y vida

Sus padres esperaron más de siete largos años, durante los cuales no desistieron a pesar de frustrantes intentos. La noticia llego un día, producto de un proceso de reproducción asistida, luego de un periodo de gestación, el 23 de marzo de 2011 Luciano Silveira llegó al mundo.

Su madre, Ximena Loaces recuerda que lo intentaron “…durante mucho tiempo. Fue un bebé muy buscado y muy deseado. Fueron nueve meses de embarazo eternos. Era un niño tierno, simpático y en el colegio lo recuerdan con una gran sonrisa”.
Ella y su esposo, José Silveira, antes de que naciese Luciano habían perdido dos embarazos. Y dos años más tarde, también nació Clarita, que hoy tiene de 4 años.

Ximena Loaces y José Silveira. Padres de Luciano

Ximena Loaces y José Silveira. Padres de Luciano

Horror

Pero fue justo el 9 de diciembre de 2016, cuando la vida les cambio para siempre. Luciano, de 5 años, fue hallado muerto por asfixia dentro de un castillo inflable en la fiesta de cumpleaños de un amigo de la escuela, que celebraba su aniversario en un salón de fiestas del Parque Batlle, Montevideo, Uruguay.

A pesar de ser epiléptico, Luciano “tenía una vida absolutamente normal” declara el padre al diario El Observador, “Sus crisis epilépticas se daban principalmente en la noche, luego de dormirse. Nunca había tenido un problema. Iba a gimnasia, natación y en el colegio tenía un desempeño habitual”, continuó Silveira.

También, Luciano estaba concurriendo a una fonoaudióloga y psicomotricista, ya que presentaba algunos problemas para hablar. Como niño inocente esperaba a que se “…le cayera su primer diente para que viniera el Ratón Pérez”, recuerda la madre tristemente.
Pero desde fines de diciembre de 2017, un año después de ocurrida la desgracia, y por una filmación aportada por la empresa encargada del sistema de cámaras del salón, la Dirección Criminalística del Departamento de Planimetría comprobó que, al ser encontrado arrollado dentro del castillo inflable, el cuerpo de Luciano estaba sin ropa interior. “Un masculino ayuda a retirar el cuerpo del niño. Se aprecia que al retirar al niño el mismo está sin sus prendas de vestir inferiores”, explica el documento presentado por Policía Técnica.

Pablo Sosa, el abogado que representa a la familia en el caso, señala que con este “nuevo elemento que plantea la investigación no se puede descartar que no haya habido atentado violento al pudor” (que comprende actos obscenos).

A pesar de que el cumpleaños duró unas tres horas, hay dos videos de 15 minutos a disposición de la Justicia: uno entregado por los propietarios del salón y otro por la empresa de las cámaras. La primera filmación recién salió a la luz en la reconstrucción del 28 de julio de 2017. La segunda, en donde al niño se lo ve semidesnudo al ser encontrado apareció en diciembre pasado, a un año después de su muerte.

Los hechos se volvieron confusos, aseguran los expertos, dado que las grandes dimensiones del castillo inflado –que tenía una altura aproximada de cuatro metros y ocupaba casi toda la pieza– bloqueaban la cámara de la habitación donde estaba ubicado el entretenimiento. Esta circunstancia impide saber cómo Luciano ingresó al castillo.

En las filmaciones, según el diario El Observador, se puede ver cómo los animadores, minutos antes de la hora 22, desinflan y arrollan el castillo, sin saber que el niño estaba dentro. Por otro lado, una de las animadoras del local declaró ante el juez Tabaré Erramuspe que para desinflar el castillo primero se sacaba a todos los niños, sin embargo el vido se aprecia cómo mientras se desinfla la estructura la mayoría de los niños saltan sobre ella.

“No sé, se tiene que haber desmayado antes que lo desinfláramos y al arrollarlo no nos dimos cuenta”, declaró una de las animadoras en el juzgado. Luciano fue encontrado 45 minutos después.

Un equipo de médicos forenses concluyó que al menor se le detectaron concentraciones superiores del psicotrópico para tratar la epilepsia, que puede causar somnolencia. “Son compatibles con asfixia, lo que sumado a los rangos de medicación sedante determinaron la muerte”, concluyó el informe.

Pero el médico tratante Raúl Ruggia dijo que con la medicación que tomaba el niño no podía tener un ataque de sueño, pero sí de epilepsia. Con respecto a las concentraciones superiores encontradas, aclaró que los medicamentos siempre tienen metabolitos y pueden encontrarse rastros durante 48 o 72 horas. “Se ve que el niño tenía un metabolismo lento”, declaró ante la Justicia el profesional.

El día inolvidable

Cuando Silveira fue a buscar a su hijo al salón ubicado en Parque Batlle y no lo encontraba. Alguien se aproximó a Silveira y le dijo que se había ido con otro padre, a lo que él respondió que “eso no era posible, que Luciano no se iba con otros padres” y advirtió que el niño padecía epilepsia.

Pasado algunos minutos, reino el desconcierto en donde invitados y trabajadores buscaron al menor con insistencia, Silveira finalmente fue llamado por uno de los animadores del cumpleaños para que ingresara al local, donde un enfermero y una ginecóloga que estaban como invitados intentaban reanimar a Luciano. Pero ya era demasiado tarde. El menor hacía al menos 45 minutos que había muerto, según contó su padre.

“Estaba cianótico. Azul alrededor de los labios y la cara. Eso significa que al niño le faltó oxígeno en sangre por varios minutos”, declaró en el juzgado la profesional médica de la emergencia móvil que atendió al niño en el lugar.

Minutos antes de ser encontrado, y ante la incertidumbre porque el niño no aparecía, la madre del anfitrión de la fiesta insistió a los animadores para que desenrollaran el castillo inflable. Al desplegarse la estructura sobre el piso, apareció el cuerpo de Luciano. La mujer entró en shock.

Luego fue el padre del niño del cumpleaños quien tras dos o tres tirones logró sacar a Luciano del castillo. En el video agregado en diciembre al expediente se ve al niño sin pantalón y sin ropa interior. Se puede apreciar que el hombre volvió en dos o tres ocasiones a buscar la ropa del menor al castillo, con frustrado resultado. Sin embargo, ante la Justicia el hombre declaró que encontró a Luciano “tirado en el piso, al lado de la puerta de la cocina”. Silveira dijo que llegar al encuentro de su hijo apenas unos minutos más tarde, Luciano ya estaba vestido.

Tanto Loaces como Silveira afirman que existieron irregularidades en un proceso que lleva un año y tres meses, con tres fiscales diferentes, y que hubo errores por parte de la Policía.

El abogado Sosa señaló que el día en que Luciano fue encontrado muerto en el salón ubicado en Parque Batlle ni el fiscal Ricardo Perciballe ni el juez Tabaré Erramuspe concurrieron al lugar. Consideró además que la escena del hecho no fue debidamente preservada y esa noche Policía Científica no se llevó el DVR que hubiera posibilitado recuperar las imágenes de las tres horas que duró la fiesta. A los 30 días los archivos ya eran irrecuperables.

La fiscal Gabriela Fossati tomó el caso en las últimas semanas y este viernes mantuvo una reunión con Sosa y la familia. Fossati dijo a El Observador que va a haber actuaciones.

Mientras tanto, para Loaces “este proceso eterno no colabora en nada para el duelo”. “Lo que necesitamos saber es la verdad de lo que ocurrió esa noche. Un día a nuestra hija le vamos a tener que contar lo que pasó con su hermano”, dijo.

Tres horas de filmación

Según denuncia la familia Silveira-Loaces y surge del expediente judicial por declaraciones de un técnico de la empresa encargada de las cámaras, uno de los propietarios del salón tuvo acceso al día siguiente del accidente a las tres horas de filmación de forma remota. Sin embargo, el salón solo brindó un video de 15 minutos (para descargar las tres horas se debía hacer en extractos de 15 minutos). El abogado de los propietarios del salón, Alejandro Balbi, que tomó el caso a fines de 2017, prefirió no hacer declaraciones públicas por la sensibilidad del tema.

 

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Mundo

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Columna de Opinión

Advertisement

Suscríbete a la web

Recibirás gratis las últimas noticias
* = campo obligatorio

Facebook

Advertisement
To Top