ESPECIAL DE CUBACEL: Con BONO de 20 CUC + 30 minutos + 30 sms
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Separan a dos siamesas unidas por el cráneo después de 50 horas de cirugía

Mundo

Separan a dos siamesas unidas por el cráneo después de 50 horas de cirugía

El diagnóstico anticipaba que solo una de las dos hermanas sobreviviría, pero la cirugía que duró 50 horas y contó con un equipo de 100 expertos fue un éxito

Salvan vidas de siamesas unidas por la cabeza

Safa y Marwa son también los nombres  de las colinas gemelas en La Meca (T13)

Luego de permanecer por 50 horas en el quirófano, un equipo de 100 cirujanos, anestesistas, enfermeras y bioingenieros llevaron a cabo una complicada operación para separar a las siamesas Safa y Marwa Ullah, de Pakistán, quienes nacieron unidas por la cabeza.

La cirugía tuvo varias fases, la primera fue a finales de octubre, cuando las niñas tenían 19 meses, pero la operación final logró separarlas por completo el pasado 11 de febrero, en el hospital londinense de Great Ormond Street.

“Con la ayuda de Dios, soy capaz de tener en mis brazos durante una hora a cada una de mis hijas, Dios ha respondido a mis plegarias”, dijo su madre de 34 años, Zainab Bibi.

Las menores estaban unidas a través de sus cráneos y de sus vasos capilares, una de las vertientes más complicadas de tratar en esos casos de siameses, que apenas se producen en 10 nacimientos de entre un millón. Zainab ya había sido madre de siete hijos. Con todos ellos, el parto fue en su propia casa.

Sin embargo, cuando supo que tendría gemelos, se dispuso a hacer lo mismo, pero las econografías advirtieron de posibles complicaciones y los médicos le sugirieron que tuviera a las niñas en un hospital. Zainab estaba sola, pues su marido había muerto dos meses atrás de un ataque al corazón.

El equipo pediátrico le advirtió de que las gemelas podrían nacer unidas entre si, pero nadie imaginó lo complicado que sería. Las niñas nacieron el 7 de enero de 2017, por medio de cesárea, en el Hospital Hayatabad de Peshawar (Pakistán).

Sus nombres, Safa y Marwa, son los de las colinas gemelas en La Meca (Arabia Saudí), que ocupaban un papel central en el rito islámico de la peregrinación.

La familia decidió proceder a la separación de las pequeñas, en la medida de que fuera posible, pero el primer hospital militar al que acudieron y que se ofreció a llevar el caso, les advirtió de que una de las dos moriría necesariamente.

Sin embargo,  un neurocirujano pediatra que trabajaba en uno de los hospitales más prestigiosos del mundo, el Great Ormond Street, de Londres, y después de ver los escáners de las pequeñas se mostró convencido de que podrían ser separadas antes de que cumplieran el primer año.

En la intervención final, David Dunaway, un especialista en cirugía reparadora, reconstruyó los cráneos de las pequeñas usando su propio material óseo. Se terminaron de separar algunos vasos capilares y tejido del cerebro y de dispusieron fragmentos de piel, ensanchados previamente para cubrir sus cabezas.

Toda la operación fue costeada por un donante anónimo. “Ha sido maravilloso conocer a las niñas y a la familia. Su fe y su determinación han sido fundamentales para permitirles afrontar este desafío y estamos realmente orgullosos de ellos”, dijo el doctor Jeelani.

 

Escríbenos por Whatsapp al +1 (786) 725-1960 para recibir más noticias como esta
Suscríbete a nuestro canal de Telegram, recibe noticias gratis todos los días

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Mundo

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Últimas Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete Gratis

Advertisement
To Top