Recarga x 12 + Internet 🇨🇺 RECARGA AHORA
Conecta con nosotros

Periódico Cubano: Noticias de Cuba

San Miguel de los Baños: un paraíso perdido en Cuba

NOTICIAS DE CUBA

San Miguel de los Baños: un paraíso perdido en Cuba

Para mediados del siglo XIX, los beneficios de las aguas de San Miguel de los Baños habían alcanzado fama nacional

San Miguel de los Baños

Gran Hotel Balneario de San Miguel de los Baños. (Captura de pantalla © MAOLsuperstar – YouTube)

Del ingenio La Diana huyó el esclavo Miguel sin que nadie diera cuenta de ello. Casi viejo, totalmente enfermo, fue al monte y el mayoral pensó que escapaba el negro para morirse alejado de todos, de tan enfermas que tenía las piernas llagadas y perdido el estómago.

Cuenta la leyenda que Miguel se escondió en una cueva cerca del ingenio, en la zona que hoy ocupa el municipio Jovellanos. Dormía en aquel lugar durante el día, y en las noches recorría el monte para tumbar frutas de los árboles y sacar chopos. También aprovechaba para beber y bañarse en las aguas que brotaban entre unos roquedales y que de noche en noche empezaron a aliviar sus dolores, hasta que un día sanó completamente.

La gruta donde vivió el esclavo Miguel hoy se conoce como “La cueva del negro” y las aguas con las que curó su cuerpo son las del Balneario San Miguel de los Baños, poblado que debe su nombre al fugitivo. Esta leyenda termina, según quien la cuente, con la muerte o la vida. Algunos dicen que Miguel fue capturado y ahorcado en la misma cueva donde vivía; otros aseguran que volvió sano al ingenio La Diana y contó a su amo el milagro de las aguas curativas, quien, desde entonces, dispuso de los manantiales y enviaba allí a los esclavos enfermos.

Para mediados del siglo XIX, los beneficios de las aguas de San Miguel de los Baños habían alcanzado fama nacional. Esto motivó al doctor Joaquín Fernández de Ahelle, catedrático de la Universidad de La Habana, a tomar muestras del líquido en 1868 para examinar sus propiedades. Este académico fue el primero en determinar la composición de las aguas y sus poderes terapéuticos.

En 1906, el abogado santiaguero Manuel Abril de Ochoa, quien se había recuperado de sus dolencias digestivas gracias a las aguas milagrosas, decide comprar los terrenos donde brotaban los manantiales. En ese momento concibe la idea de construir una estación termal y climaterapéutica, la mejor de Cuba, a la altura de los grandes balnearios europeos.

La Estación Termal y Gran Hotel Balneario de San Miguel de los Baños comienza a construirse en 1929, bajo la asesoría del ingeniero Alfredo Colley. El edificio se inauguró un año después. En sus tres pisos se distribuían las habitaciones, un restaurante, cafetería, salón de baile, una tienda, varias terrazas y oficinas.

Durante su época de esplendor, residieron en el lugar turistas y personalidades de la burguesía cubana, entre ellos, la poeta Carilda Oliver Labra y el presidente de la República, Fulgencio Batista.

El Hotel Balneario dejó de prestar servicios a principios de los años noventa del siglo pasado. Actualmente, está cerrado y en sus instalaciones algunos carteles alertan del peligro de derrumbe. De las cinco piletas de aguas mineromedicinales del lugar, solo una resiste.

Síguenos GRATIS en WhatsApp y Telegram para contenidos exclusivos

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

Comentar noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos de la Farádula

Arriba