Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Un barrio de La Habana lleva dos años sin agua corriente

Noticias de Cuba

Un barrio de La Habana lleva dos años sin agua corriente

Vecinos han presentado varias quejas, pero las autoridades no dan solución al problema

Los vecinos recurren a pipas para tener agua pero les cuesta más de 100 pesos el pedido (PERIÓDICO CUBANO)

Vecinos del reparto La Solita, en Arroyo Naranjo, La Habana, denuncian que desde hace más de dos años no tienen servicio de agua potable y, pese a las constantes quejas, las autoridades no dan una solución a este problema.

Erick Calderón Martínez, habitante de dicha zona, detalló en una carta enviada al oficialista Granma que el agua al principio les llegaba de manera diferida y la situación se agravó cuando empezaron los problemas de bombeo que provocaron una presión baja y luego sequía.

Posteriormente, señala el vecino, se decidió bombear cada cuatro días con presión, pero no duró mucho este plan por lo que de manera definitiva se quedaron sin agua.

Las autoridades justificaron el problema señalando que la conductora ya presentaba un deterioro y por tal motivo fue cambiaba, además de decir que se estaba gestando una inversión para una nueva vía de conducción.

“Ahora hay una nueva conductora y no se comprobó su funcionamiento, la tarea se dio por concluida y no aparece el responsable de que no entre el agua”, acusa Calderón Martínez.

El vecino comenta que obtienen agua gestionando pipas por las que llegan a pagar más de cien pesos y además señala que el reparto tiene límites con San Miguel del Padrón, donde la corriente de agua es estable.

La distribución del agua potable es un problema constante en las provincias de la Isla, principalmente en La Habana donde son numerosas las quejas por la falta en el servicio a las cuales el gobierno responde con arrestos.

A finales de agosto, tres mujeres fueron aprehendidas porque demostraron su descontento con el servicio colocando ollas, cubetas, botes y otros recipientes en la vía pública.

Hace unas semanas, vecinos de Santiago de Cuba reportaron que desde las tuberías les llegaba agua contaminada y por tal motivo no podían realizar actividades diarias como bañarse, cocinar o lavar la ropa.

“Esta agua no es potable, esta agua parece que salió de un pozo negro, ¿Quién la va a tomar? Quien lo tome se va a enfermar y va a ir a parar a un hospital y si queda vivo es por la misericordia de Dios”, comentó una de las habitantes afectadas en Santiago.

En julio, pobladores del municipio Carlos Manuel de Céspedes en Camagüey reportaron a la redacción de Periódico Cubano que tenían más de 10 días sin agua en sus viviendas y que solo recibieron una omisión por parte de las autoridades.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top