Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Alertan sobre presencia del caracol gigante africano en Pinar del Río

Noticias de Cuba

Alertan sobre presencia del caracol gigante africano en Pinar del Río

El molusco cobija parásitos capaces de causar meningoencefalitis eosinofílica y trastornos intestinales en humanos

Caracol gigante africano (GUERRILLERO)

Pinar del Río se ha convertido en la decimocuarta provincia de Cuba en reportar la presencia de achatina fulica, conocido comúnmente como el caracol gigante africano, en sus territorio, reportó el medio oficialista Guerrillero

Guardabosques del territorio occidental encontraron un ejemplar de 12 centímetros de longitud en el poblado de Puerto Esperanza, municipio de Viñales. No obstante, el molusco no fue autentificado hasta el pasado 26 de julio por las autoridades sanitarias. 

La concha del caracol gigante africano puede llegar a medir hasta 6 centímetros de diámetro y a pesar de ser una especie herbívora, el molusco es capaz de alimentarse prácticamente de todo, incluido excrementos. 

Actualmente, figura en el listado de las 100 especies exóticas más peligrosas del mundo, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. El animal, una plaga potencial, cobija parásitos capaces de causar meningoencefalitis eosinofílica y trastornos intestinales en humanos. Incluso, su consumo por animales domésticos -como los perros- puede ser mortal.  

El caracol gigante llega a la Mesa Redonda

El pasado 24 de junio, las autoridades notificaron la presencia del caracol gigante en las vías públicas del capitalino municipio Cerro. La sobrepoblación del molusco tiene tan preocupado al Gobierno de la Isla, que recientemente se dedicó un programa completo de la Mesa Redonda a tratar el tema. 

Michel Matamoros Torres, máster en Entomología y Malacología Agrícola, explicó que el proceso de erradicación de estos moluscos requiere medidas específicas, como:

  • colocarlos en bolsas herméticas y enterrarlos bajo tierra,
  • quemarlos, 
  • introducirlos en una solución de sal o cal al 3% durante 24 horas y después sepultarlos. 

Sin embargo, bajo ninguna circunstancia deben tirarse vivos al río, a la basura o terrenos abiertos.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top