Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

El dilema de las redes sociales en Cuba

Noticias de Cuba

El dilema de las redes sociales en Cuba

Según los datos en Hootsuite a la fecha de enero este año, señalan que de una población total de 11.39 millones de personas en la isla, existe una penetración en Internet de un 32% y en las redes sociales de un 31%.

El tema del acceso a internet y por consecuencia el acceso a las redes sociales, es un tema, que no deja de estar presente en la sociedad cubana en todas las esferas.

Captura Fb

El acceso a las redes sociales en Cuba está prohibido para los científicos y profesionales en la mayoría de las instituciones del Estado con acceso a Internet, según publica el diario oficial Juventud Rebelde.

El artículo mediante un trabajo de campo, da a conocer las dificultades a la que se enfrentan estudiantes y profesionales para tener acceso a las redes sociales como el twitter y el Facebook, esté último el más popular en la isla.

La prohibición, -explica el artículo-, se produce en virtud de una resolución vigente desde el 2007 que empodera a los directores para decidir quiénes, cuándo y de qué forma usar los contenidos disponibles en la red de redes.

 “En contraste con buena parte del mundo, en el que las redes sociales son parte activa de la rutina diaria, la conectividad a estas en nuestro país todavía depende de tener dinero suficiente para pagar en un punto Wifi o trabajar en un lugar con internet, y que estén autorizadas las redes”, señala el artículo.

Los prejuicios contra las redes, la precaria infraestructura, el temor y la seguridad informática son algunos de los elementos esbozados para prohibir el libre acceso, explica la nota.

El artículo 20 de la Resolución 127 del 2007, emitida por el Ministerio de las Comunicaciones, da luz verde a la prohibición, indicando que “la utilización de las tecnologías y sus servicios asociados en cada entidad estará aprobada previamente por la dirección de la misma y basada en cada caso en la necesidad de uso por interés de la propia entidad”.

Los que tienen la capacidad de decidir quiénes acceden a las redes sociales tienen en su mano, -incluso-, el poder de facilitar o no la aparición de un diálogo público entre las instituciones y los ciudadanos, imprescindible en una sociedad que clama por la inclusión de todos de cara a la construcción de un país que se despide de la generación histórica que ha gobernado durante más de medio siglo.

El artículo muestra varios ejemplos sobre este tema en la isla:

-Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB)

Los científicos con acceso a internet tienen cada uno una cuota asignada de 50 MB. Está permitido “buscar sitios y revistas de corte científico”, pero está prohibido el acceso a las redes sociales.

Grupo Empresarial de desarrollo y producción de medicamentos (LABIOFAM)

Está permitido el acceso, pero “las buenas intenciones de abrir las redes sociales a todos los trabajadores se ven frustradas por las carencias infraestructurales”.

El ancho de banda de la institución es de apenas 6Mb para más de 400 computadoras.

-Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC)

El uso de las redes sociales es prioritario para “los trabajadores que atiendan las redes sociales”, por la baja conectividad. Los jefes de departamentos son quienes deciden qué trabajador tiene acceso a internet.

-La Asociación Hermanos Saíz

Existe una sala de navegación, abierta de 12 a.m. a 5 p.m. para los asociados de todas las provincias.

-Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT)

Un funcionario a cargo del tema dijo que «en el área de Informática no se restringen ni las redes sociales, ni los correos internacionales (…) pero cada entidad del ICRT, si lo considera su dirección, podría hacerlo».

-Canal Educativo

Según el artículo de Jueventud Rebelde “las redes sociales se encuentran en funcionamiento”, pero “los correos internacionales solo pueden utilizarse bajo autorización expresa de la directora de la institución”.

Los horarios de conectividad también están limitados para algunos trabajadores “por cuestiones de ancho de banda”.

-Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana

Los directivos de cada institución deciden el horario de acceso a redes sociales, así como las páginas clausuradas. En la emisora Habana Radio, por ejemplo, los trabajadores pueden acceder a las redes sociales de 7:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 3:00 p.m. a 10:00 p.m. Solo la dirección y el grupo de Redes Sociales tienen acceso todo el día hasta las 10:00 p.m.

-Universidad de Oriente

Alegando “problemas infraestructurales’, este centro establece un horario extradocente de conexión a las redes entre las 6:00 p.m. y las 9:00 a.m.

-Universidad de La Habana

Se restringe el acceso entre las 5:00 p.m. y las 10:00 a.m.

Como puede apreciarse en el artículo publicado por este medio oficial, presenta lo que en estos momentos está ocurriendo en la isla, mucho se habla por parte de las autoridades sobre el uso de la tecnología, y de las posibilidades de acceso a la internet y las redes sociales, pero todo queda restringido a la decisión de una persona, que amparada bajo las mismas leyes del estado, decide sobre el resto de las personas y más que eso la subvaloración de tan importante vía de comunicación para artistas, científicos y estudiantes, la vida va demostrando—según este artículo—que el discurso del gobierno y la realidad no van por el mismo camino.

Según los datos en Hootsuite a la fecha de enero este año, señalan que de una población total de 11.39 millones de personas en la isla, existe una penetración en Internet de un 32% y en las redes sociales de un 31%.

Con información de: periódico Juventud Rebelde y Martí Noticias.

 

 

Continuar leyendo
Advertisement
Te puede interesar...
Click para comentar

0 Comentarios

  1. Adrián

    20 julio, 2017 at 2:30 pm

    Muy de acuerdo con Jorge. En todas las organizaciones el uso de las redes sociales se limita. Y además, en otras universidades cubanas, como la de Camagüey, el uso es sin límite de tiempo pero si con cuota de navegación. Cuba sigue siendo un país agredido, bloqueado y con limitados recursos materiales que deben emplearse para garantizar servicios más necesarios que una red social.

  2. Jorge

    20 julio, 2017 at 10:25 am

    Aunque lo tomado de juventud rebelde es correcto, el enfoque de su reproducción no lo es.
    Muchas empresas de muchos países limitan el acceso a las redes sociales durante el horario de trabajo, para que la productividad no decaiga, pues si los trabajadores se pasan el día en facebook, linkedin, instagram y demás redes, no trabajan. Claro que ellos tienen la posibilidad de desde sus teléfonos acceder a estas redes y desde sus casas y creo que ahí está el problema. El cubano hasta el momento no puede hacerlo a no ser que esté cerca de un punto wifi nauta…

    No veo mal que se limite en las instituciones, lo que si vería mal es que se limite a través del nauta, algo que espero no llegue a pasar.

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Suscríbete Gratis a Periódico Cubano

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement

EE.UU.

Advertisement

Mundo

Advertisement

Farádula

Advertisement

Ciencia y Tecnología

Advertisement

Opinión

Advertisement

Obituario

Advertisement

Fotos y Videos

Advertisement

Cocina

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Suscríbete Gratis a Periódico Cubano

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement
To Top