Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“El huerto de la abundancia”, el nuevo capítulo de Vivir del Cuento

Farándula

“El huerto de la abundancia”, el nuevo capítulo de Vivir del Cuento

¡Un nuevo capítulo para reír..!

Para sorpresa de sus seguidores, el popular programa humorístico Vivir del Cuento estrenó un nuevo capítulo esta semana con el título “El huerto de la abundancia”, en donde Pánfilo ayudará a Ruperto en la siembra de algunos alimentos en el patio de su casa.

Ruperto deberá mostrar la eficiencia de su huerto en solo tres días, por lo que deberá pedir ayuda a su sobrino y al viejito Pánfilo.

Pánfilo Epifanio y sus amigos realizarán una videollamada con el presidente del consejo de vecinos Leopoldino, quien tratará de animarles para que participen en la creación de un huerto casero para poder ganar la emulación.

En un principio los vecinos se niegan a la idea, pero al saber que el premio para la comunidad ganadora será un viaje de estímulo a un hotel a Varadero con todos los gastos pagos, deciden apuntarse.

Ruperto, por su parte, pensando en poder llevarse a su amada Cachita de vacaciones a las playas de Varadero, decide hacer el huerto en su casa y promete producir miles de productos que, según él, harán que todos ganen la emulación.

¿Una crítica a la iniciativa de los CDR?

En este nuevo episodio de “El huerto de la abundancia”se ironiza desde el humor sobre las últimas noticias que ha protagonizado el gobierno de la isla y que ha dado paso a la polémica, en donde promueven sembrar alimentos en los CDR para evitar la escasez.

El espía cubano Gerardo Hernández, actual vicecoordinador nacional de los llamados Comités de Defensa de la Revolución (CDR), promovió la siembra de alimentos desde su organización e impulsó el cultivo individual de piñas como medida de salida a la crisis de escasez de alimentos en el país.

La propuesta del “célebre” espía llegó durante una visita que realizara a la provincia de Sancti Spíritus. Hernández sugirió que cada espacio en viviendas debe ser empleado para la siembra, de forma en que se disminuya la dependencia de la importación de alimentos, en momentos donde Cuba solo produce el 20 por ciento –escasamente– de lo que consume.

El cálculo de Hernández es que si cada uno de los 138 mil CDR con los que aseguran contar siembra una, contarían con 138 mil productos nuevos. “Decimos una por poner un número, pero lo cierto es que si cada uno de nosotros pone a producir el pedacito de tierra que pueda es menos alimentos que tiene que importar el país, esa es una misión de los cederistas cubanos”, dijo Gerardo.

En días recientes, Hernádez Nordelo propuso en otra de sus reuniones sembrar calabazas en vez de piña.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top