¡Una semana en Punta Cana por solo 850 dólares! Los precios del mercado caen
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Familias afectadas por derrumbes en La Habana denuncian desidia de las autoridades

Noticias de Cuba

Familias afectadas por derrumbes en La Habana denuncian desidia de las autoridades

Aseguran que el régimen no tiene interés en reparar las edificaciones antiguas

En aumento los derrumbes en La Habana (VOZ)

Vecinos afectados por los últimos derrumbes ocurridos en las antiguas edificaciones en La Habana aseguraron que las autoridades no tienen el interés en hacer reparaciones a pesar del peligro que representa esta situación.

“Hemos ido varias veces al gobierno a reclamar que esto sea reparado porque sabemos que no hay casas ni albergues, pero muchas veces no nos dan la cara o nos hacen promesas que no cumplen”, comentó en una entrevista a Diario de Cuba Valentina Zoe.

Ella es habitante de un edificio ubicado en la Calle Factoría 57, entre Apodaca y Corrales, donde se registró la caída de la mayor parte de un pasillo.

Aunque este derrumbe no causó lesionados o muertos, Zoe no descarta que puedan ocurrir otros incidentes similares que provoquen alguna tragedia.

Otra de las afectadas en la misma edificación Luz María Melgar comentó al mismo medio que el lugar está en pésimas condiciones infraestructurales desde hace varios años y es notable la humedad en las paredes, además de la filtración de agua en los techos.

“El vicepresidente del Gobierno nos dijo que debíamos esperar 15 días a ver qué decisión toman, pero esta edificación está en peligro de derrumbe total y no se hace nada, aquí corremos peligro”, comentó Melgar.

La vecina señala que lo único que se hizo tras el derrumbe fue el retiro de escombros y la colocación de unas tablas para que los residentes pueda ir al segundo piso.

El segundo derrumbe se presentó en una edificación ubicada en la calle Gloria 360, entre Suárez y Revillagigedo, donde cinco familias de un segundo piso están afectadas por la caída de una pared sobre un baño comunal que quedó completamente inservible.

“En la mañana de ese día vinieron los bomberos y sacaron a las familias, se retiraron los escombros y se nos dio almuerzo y comida porque estuvimos dos días sin servicio de gas”, comentó Carlos Herrera, quien vive en dicho edificio, construido en los años 30 y se encuentra apuntado por todos lados.

Agregó que en las familias afectadas hay cuatro niños pequeños y ante la falta del baño deben hacer sus necesidades en la calle.

Las edificaciones en mal estado es un tema común en municipios y varias zonas de la capital cubana, donde las estadísticas indican la existencia de 800 mil viviendas en una situación regular o a punto del derrumbe.

 

Con Información de Diario de Cuba 

 

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top