fbpx
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Gran cohete Chino cada vez más cerca de caer de forma descontrolada a la Tierra

Mundo

Gran cohete Chino cada vez más cerca de caer de forma descontrolada a la Tierra

El pentágono monitorea la trayectoria de la aeronave, por temor de que caiga en una zona habitada.

Cohete Chino

El cohete, de tipo Long March 5B, eyectó el módulo no tripulado Heavenly Harmony a la órbita terrestre. (Foto: @Fronteraespacial-Twitter)

El gobierno de China sigue firme con la idea de construir Tianhe, su propia estación espacial.

Por eso despachó al espacio un módulo de 22,5 toneladas en un supercohete – alrededor de 50 metros de altura y 5 de ancho-, el más grande que haya desarrollado el gigante asiático.

El lanzamiento se realizó con éxito el pasado 29 de abril, desde la base de Wenchang, en la provincia de Hainan. El cohete, de tipo Long March 5B, eyectó el módulo no tripulado Heavenly Harmony a la órbita terrestre.

Sin embargo aunque el lanzamiento ocurrió sin ningún percance, el retorno del Long March 5B, si puede tener varios inconvenientes, el cohete también entró en una órbita temporal, lo que abre la posibilidad de que se produzca un desplome a la Tierra sin control.

Lo que probablemente se precipitará sin control, es la parte central de la nave, la cual pesa aproximadamente 20 toneladas métricas.

Si bien al entrar al contacto con la atmósfera la estructura de acero se quemará antes de impactar el suelo, es probable que muchos escombros si logren llegar a suelo firme.

Los astrofísicos creen que varias piezas de esta mole soportarán el reingreso, lo que sería el equivalente al accidente de un avión pequeño esparcido en 160 kilómetros a la redonda. Desde 1990 no se ha dado una situación similar con estructuras de más de 10 toneladas.

Por otra parte el portal SpaceNews advirtió: “Será uno de los casos más grandes de reentrada incontrolada de una nave espacial y potencialmente podría aterrizar en un área habitada”.

Para el astrofísico Jonathan McDowell del centro de astrofísica de Harvard, “no es potencialmente bueno”, recordando un antecedente similar.

“La última vez que lanzaron un cohete Long March 5B terminaron con grandes y largas barras de metal volando por el cielo y dañando varios edificios en Costa de Marfil. La mayor parte se quemó, pero hubo estos enormes trozos de metal que cayeron al suelo. Tuvimos mucha suerte de que nadie resultara herido”, enfatizó.

“Lo malo es que es una verdadera negligencia por parte de China. No podemos dejar caer objetos de más de diez toneladas del cielo sin un control propiamente dicho, añadió McDowell. Desde 1990 no ocurría una situación de esta naturaleza.

Cabe destacar que todavía no se tiene una fecha precisa de la llegada o la entrada del cohete a la atmósfera terrestre, especialistas estiman que podría ocurrir entre el 8 y 10 de mayo.

No obstante trazar la órbita de la nave actualmente es imposible por la cantidad de factores que pueden influir en la trayectoria, una vez que se tenga certeza sobre la fecha de entrada en la atmósfera, la zona estimada de caída será divulgada con una anticipación aproximada de seis horas.

Danos Me Gusta en Facebook y mantente informado

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top