Humberto López golpea a la activista cubana Yeilis Torres Cruz
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Hogar de Ancianas recibe una multa de 2.000 pesos por supuestas faltas de higiene

Noticias de Cuba

Hogar de Ancianas recibe una multa de 2.000 pesos por supuestas faltas de higiene

La directora afirma que el gobierno no los ha ayudado de ningún modo desde el inicio de la pandemia, pero sus condiciones son aceptables

Ana Elena Lima, directora de Hogar de Ancianas de la Iglesia Católica. (Ana Elena Lima Facebook).

La directora del Hogar de Ancianas de la Iglesia Católica en La Habana, Ana Elena Lima, denunció la injusta multa de 2,000 que el gobierno impuso a la institución, por violaciones de higiene.

A través de una carta abierta que el perfil Pensemos Juntos compartió en Facebook, la religiosa Sierva de San José expresó su inconformidad por la sanción exagerada del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Lima describe faltas, dentro de lo que cabe, inocuas en el contexto de la pandemia, en especial en comparación con centros estatales, pero sobre todo resalta la falta de apoyo del gobierno a la institución.

“En la tarde de hoy recibí la visita de una inspectora de Higiene y Epidemiología (Licenciada Raida), que después de inspeccionar todo el centro nos impuso una multa de 2000.00 pesos por diversas razones: los frascos de agua clorada no tenían fecha de confección, no estaban recogidas las Muestras Testigos de alimentos, falta de higiene en alguna área exterior del centro, no poseemos el ‘Plan de enfrentamiento a la Covid-19’”, explicó.

No obstante, recalcó que el gobierno no les ha brindado ningún tipo de apoyo o facilidad para la compra de insumos de limpieza o atención de los residentes.

Así, en medio de la escasez de productos de limpieza, y desinfección, el hogar de ancianas ha tenido que arreglárselas con recursos materiales y humanos limitados, manteniendo a pesar de todo condiciones aceptables y resguardado la salud de sus residentes.

“Lo que me indigna profundamente de este acto injusto y cínico, es que hasta el día de hoy, nadie del Ministerio de Salud se ha ocupado de saber cómo estamos realizando cotidianamente el cuidado esmerado de las ancianas y trabajadores, incluso de verificar la calidad de vida de las ancianas. Entonces, ¿qué es lo que importa? ¿En qué pretenden que utilicemos los poquísimos recursos humanos con los que contamos para llevar adelante la tarea?”, cuestionó.

La religiosa afirma que al inquirir sobre esto con la inspectora, esta no le dio razones, sino que se limitó a justificar que era su trabajo.

“La única respuesta es ‘así es el protocolo’. Es evidente que los protocolos los realizan burócratas que nunca en su vida han trabajado en un hogar de ancianos/as, no lavan, no limpian, no cocinan, no asisten a nadie. Es evidente que los ‘protocolos’ (y quienes se apegan a ellos) no conocen ni por asomo lo que significa tener que discernir y priorizar constantemente entre lo ‘orientado’ y lo imprescindible”,  expresó.

La religiosa recalcó la poca eficacia de las autoridades para cumplir sus propios protocolos, señalando que de cinco veces que se les han realizado pruebas PCR a sus trabajadores desde el inicio de la pandemia, solo una vez les han entregado los resultados a tiempo y que la inspectora ni siquiera tenía la protección adecuada para no poner en riesgo a los residentes.

Asimismo, hizo referencia a los casos registrados en otros hogares de ancianos, donde se han denunciado pésimas condiciones de vida para sus residentes, como el caso de un hombre al que le entregaron a su madre al borde de la muerte y sin bañar desde hace mucho tiempo.

“En nuestro Hogar, hasta ahora no hay ni peste a orine, ni ancianas desnutridas, ni infectadas por Sarna, ni se las denigra o trata como a cosas que estorban (…) Se supone que nuestro centro se encuentra cerrado, pero la Señora inspectora comunicó su derecho a ingresar, a pesar de que no nos consta que tuviera un PCR actualizado, tampoco los medios protección adecuados (doble nasobuco, careta, guantes, bata, etc.)”.

“Yo, Ana Elena Lima Fundora, protesto, enérgicamente ante la falta de realismo y la mirada tan superficial y desproporcionada de la que hemos sido objeto. Hago saber a quién pueda interesar que nuestra misión es cuidar realmente a las ancianas y por ellas estamos realizando todas las medidas que sean verdaderamente necesarias para impedir (en lo posible) que sean infectadas con el SARS-CoV-2”, concluyó.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top