Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Personal de salud de EEUU se niega a aplicarse vacuna contra COVID-19

Estados Unidos

Personal de salud de EEUU se niega a aplicarse vacuna contra COVID-19

Hasta 50% de los trabajadores de hospitales y clínicas de varios estados se rehúsan a vacunarse, arriesgando a sus pacientes y allegados

Personal de salud de EEUU se niega a aplicarse vacuna contra COVID-19. (Gencat cat Flickr).

Un número preocupante de personal de salud en Estados Unidos se niega a aplicarse la vacuna contra el COVID-19 pese a que tienen prioridad para recibirla.

La ignorancia respecto al virus es tan grande que a pesar de que se supone que son profesionales del área de la salud, varios se rehúsan a seguir las indicaciones y en este caso a protegerse directamente contra la enfermedad.

De acuerdo con un reporte de The New York Post, trabajadores de la salud de varias instituciones médicas se niegan a recibir la vacuna, algo que podría ser peligroso no solo para ellos que se exponen directamente al virus, sino para sus pacientes y allegados.

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, informó que al menos 60% del personal de salud de ese estado que trabaja en hogares de ancianos se opuso a aplicarse la vacuna.

El mismo medio indica que, “más de la mitad de los trabajadores de EMS de la ciudad de Nueva York han mostrado escepticismo” con respecto a la cura contra la pandemia.

También en Texas y California se está registrando un incremento en la tasa de rechazo del personal de salud hacia la vacuna contra el COVID-19.

De acuerdo con el diario Los Ángeles Times, se estima que el 50% de los trabajadores de primera línea en el condado de Riverside en el Golden State optaron en contra de la droga.

Según explicaron, la principal excusa que ponen los trabajadores para colocarse la vacuna es que la cura ha estado muy vinculada con la política.

En el hospital Elizabeth Community de California, más de la mitad del personal de salud elegible para recibir la cura no lo hicieron.

Por su parte, un médico del Houston Memorial Medical Center afirmó que, la mitad de las enfermeras de ese centro no quiso recibir la vacuna contra la COVID-19 “por razones políticas”.

De acuerdo con los reportes, no solo parte del personal de salud está en contra de la vacuna contra el COVID-19 en EEUU, sino que en la población en general también hay un porcentaje de personas que se rehúsan a utilizar la cura para prevenir la enfermedad.

El extenso porcentaje de personas que se niegan a vacunarse pone en riesgo la recuperación tanto sanitaria como económica de todo el país, pues se necesita que un porcentaje mayoritario de la población, en este caso superior al 80%, esté vacunado para iniciar la erradicación del virus y minimizar el riesgo de una nueva mutación del mismo.

Es decir, la población que rehúsa a aplicarse la vacuna, aún podría desarrollar el virus y ser un riesgo para personas vacunadas.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Videos de Cuba

To Top