ESPECIAL CUBACEL: Manda 20 CUC y en Cuba reciben 50 CUC
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Pesca, consumo y comercialización de pez guasa queda prohibida en Cuba

Noticias de Cuba

Pesca, consumo y comercialización de pez guasa queda prohibida en Cuba

Al encontrarse amenazada su existencia ante la excesiva pesca de dicha especie, queda prohibida la pesca, consumo y comercialización del pez guasa

Prohibida en Cuba la pesca, consumo y comercialización del pez guasa

Prohibida en Cuba la pesca, consumo y comercialización del pez guasa. (COLLAGE PERIÓDICO CUBANO)

El Ministerio de la Industria Alimentaria a través de la resolución número 178/18 del Código de Conducta para la pesca responsable ha decretado en Cuba la ilegalidad de la pesca, consumo o comercialización del pez guasa.

El mencionado código entró en vigencia el pasado 28 de diciembre, a por medio de él no sólo se regula el propósito de pescar a dichos animales marítimos, sino que además se establece que si de forma accidental se obtiene un ejemplar de este tipo de pez el mismo debe ser regresado al agua.

El nombre científico del pez guasa es Epinephelus itajara, y resulta ser un animal de gran tamaño capaz de medir hasta 250 centímetros de longitud y pesar 455 kilogramos.

Esta especie resulta codiciada por su peculiar carne, que posee un exquisito sabor que es aclamado en muchas partes del mundo; y es precisamente su excesiva pesca es uno de los factores que ha puesto en riesgo la existencia de este pez.

Así como es el caso del pez guasa, en el territorio cubano se encuentra restringida la pesca de otras especies marítimas; un ejemplo de ello es como por medio del Reglamento de Pesca, en el Decreto-Ley No. 164 se establecen regulaciones sobre la extracción, desembarco, transportación, procesamiento, venta o consumo de determinadas especies en peligro sin la debida autorización o de manera permanente, según sean las disposiciones.

Las especies a las cuales se aplica dichas regulaciones son el manatí, el delfín, el cocodrilo y el caimán, el carey, la tortuga, la caguama y el tinglado; así mismo se prohíbe sacar de sus respectivos hábitats naturales a la jicotea, el coral negro, el cobo y las tortugas marinas.

Ante la violación de dichos reglamentos existen consecuencias que varían desde el pago de multas (oscilantes entre los 100 hasta los 5.000 pesos), hasta el decomiso de propiedades y recursos que tengan como objetivo la ilícita caza, pesca o comercialización de los animales en cuestión, pasando sí a manos de los pertinentes tribunales.

Con Información de Escambray

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top