Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Presos políticos miembros de la UNPACU en huelga de hambre por abusos en prisión

Noticias de Cuba

Presos políticos miembros de la UNPACU en huelga de hambre por abusos en prisión

Las cárceles de Cuba se han vuelto castigo para los opositores, más que por la propia privación de la libertad, por las condiciones en que son tratados

Presos políticos miembros de la UNPACU en huelga de hambre por abusos en prisión

La UNPACU denunció que Edilberto Arzuaga (izquierda) y Eider Frómeta (derecha) están en huelga de hambre. (Collage: UNPACU-Youtube y Ana Belkis Ferrer Garcia-Facebook)

Ante los malos tratos y carencias que enfrentan en las cárceles de Cuba, los presos políticos cubanos tienen que recurrir a las huelgas de hambre para exigir mejores condiciones de vida.

La Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) denunció que dos de sus activistas, Eider Frómeta Allien y Edilberto Arzuaga Alcalá, también promotores de Cuba Decide y que cumplen una condena de prisión por motivos políticos, se encuentran actualmente en huelga de hambre.

Frómeta, cumple este sábado su séptimo día en estado de inanición, mientras que Arzuaga se encuentra en su décimo día de huelga, según informó CubaNet.

El líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer, indicó que los presos se encuentran en una celda de castigo, exigiendo que se terminen el acoso y los maltratos a los que los someten las autoridades.

Los abusos por parte de los guardias y el hecho de que las autoridades del régimen le pagan a los presos comunes para hostigar y golpear a los presos políticos, han sido denunciados en múltiples ocasiones por los propios encarcelados.

Ex presos políticos han dado a conocer las condiciones infrahumanas de las prisiones cubanas, donde los presos políticos conviven con fauna nociva como cucarachas y ratas, no reciben atención médica, son golpeados constantemente, privados de alimentos, visitas y llamadas, y donde tampoco tienen acceso a productos de higiene ni agua para lavarse o bañarse.

Los activistas presos de la UNPACU

Eider y Edilberto fueron encarcelados tras su activa participación en la campaña “Yo Voto No”, ejecutada por decenas de organizaciones opositoras contra el referéndum realizado en la isla en 2019.

Frómeta, fue citado por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) a finales de 2018 y llevado a prisión el 17 de enero de 2019.

Fue condenado a un año de privación de la libertad por el supuesto delito de “desobediencia”, pero al término de su sanción la Seguridad del Estado utilizó a un preso común para provocar una disputa, con lo que el joven fue condenado a otro año por el presunto delito de “lesiones”.

En mayo pasado fue trasladado desde la prisión de Guantánamo hasta el centro penitenciario Kilo 8 en Camagüey, para alejarlo de sus familiares, impedidos de trasladarse por las medidas sanitarias.

En ese entonces sostuvo una huelga de hambre para protestar por la negativa del penal de proveerle sus medicamentos, según contó al citado medio la madre Griselia Allien.

Recientemente el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), junto a José Daniel Ferrer, denunció a través de un foro online los abusos perpetrados por las autoridades de este penal y abordo cómo los reclusos de otras partes del país son amenazados con ser trasladados para este centro.

Por su parte, Edilberto Arzuaga, quien en agosto de 2019 fue declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional, se encuentra encarcelado en Kilo 9, Camagüey.

Llegó a esa prisión desde el 24 de diciembre de 2018, condenado a un año y dos meses de privación de la libertad por negarse a pagar multas impuestas arbitrariamente por su activismo pacífico, por lo que en 2019 realizó una huelga de hambre durante 35 días exigiendo su liberación.

Durante ese tiempo la Seguridad del Estado se mantuvo hostigando a los familiares, desde su hijo de 17 años, a quien incluso detuvieron y amenazaron con llevar a prisión, hasta su ex esposa y madre del adolescente, a quien obligaron a hacer un audiovisual hablando en contra del opositor.

Las presiones y acoso contra su familia mientras él se encontraba en estado de aislamien y falta de comunicación, llevaron al opositor a terminar la huelga.

Atentados contra la salud en cárceles de Cuba

Las cárceles de Cuba se han vuelto castigo para los opositores, más que por la propia privación de la libertad, por las condiciones en que son tratados y los riesgos que corren dentro.

Tanto que a los presos comunes les paguen por golpearlos o herirlos, como que el régimen mismo atente contra su salud.

El opositor cubano Ariel Ruiz Urquiola, quien recientemente expuso estos abusos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), asegura que el régimen lo infectó con VIH mientras se encontraba en prisión.

Por su parte, la activista y opositora Xiomara Cruz, miembro de las Damas de Blanco, también sufrió atentados contra su salud mientras estuvo encarcelada en Cuba.

Médicos de Miami, donde la activista es atendida actualmente gracias a una visa humanitaria, confirmaron que durante su tiempo en prisión la Dama de Blanco estuvo expuesta a químicos que le necrosaron los pulmones, es decir, que le mataron el tejido dejándolos en extremo dañados.

La misma opositora fue infectada también con bacterias, que ella asegura que le inyectaron y que los doctores confirman no pudo haber adquirido de otra manera.

El uso de la fuerza y de armas biológicas contra opositores cubanos en las cárceles del régimen es un tema recurrente, pero que permanece impune hasta el momento en la Isla.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top