Carlos Armando Cabrera entrevista al célebre periodista cubano Sánchez Grass
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Sacerdote cubano exhorta a no ignorar abusos del gobierno: “La impunidad es la posibilidad de jugar a ser Dios”

Noticias de Cuba

Sacerdote cubano exhorta a no ignorar abusos del gobierno: “La impunidad es la posibilidad de jugar a ser Dios”

Asegura que Cuba no es una democracia libre y recalcó el poder de la unión para hacer frente a las autoridades que mantienen a la Isla con privaciones

Sacerdote cubano exhorta a la población a unirse para enfrentar los abusos de las autoridades. (Alberto Reyes Facebook).

El sacerdote cubano Alberto Reyes Pías pidió los cubanos actuar para poder imponerse a la voluntad del gobierno totalitario que rige la Isla desde hace 62 años.

El religioso mencionó que con el comienzo de un nuevo año los cubanos esperan además del fin de la pandemia como el resto del mundo, más libertad y alivio económico, algo que no llegará bajo el gobierno actual.

Al respecto explicó que aunque no tenga títulos en ciencias sociales puede percibir, desde su experiencia y la de su gente, la necesidad que los embarga en todos los aspectos y que aunque pensó que el dinero y el poder motivaban al gobierno a mantenerlos así, hoy piensa otra cosa.

“Ahora, sin embargo, tengo una hipótesis diferente. Creo que no se trata simplemente de poder y economía, porque hoy día eso puede mantenerse sin la necesidad de tener a un pueblo en contra. Es algo más, es la impunidad que da el poder absoluto, es la posibilidad de actuar sin ser cuestionado”, escribió.

Sobre esto, desmintió que Cuba sea una democracia libre, como tanto alegan las autoridades de la Isla en discursos y propaganda.

“En cualquier parte del mundo donde haya una mínima democracia, el poder no es impune, porque las sociedades democráticas, sin ser perfectas, generan mecanismos para que el poderoso no pueda ejercer libremente el mal. Por mucho poder que tenga una persona, si roba, si mata, si maltrata, si extorsiona, si entra en la ilegalidad, si se salta ciertas normas…, puede ser cuestionado, investigado y condenado. La impunidad es la posibilidad de jugar a ser Dios”, sentenció.

En cuanto a la impunidad indicó que “es todo aquello que tiene por respuesta ‘no pasa nada’”, como es el caso de cualquier abuso, carencia y acto represivo en la Isla.

“Se utiliza a los profesionales como mano de obra barata y se les priva del fruto de su trabajo… y no pasa nada (…); un profesional pone en redes sociales algo que ha visto con sus propios ojos pero que implica una crítica a la situación que vive el país y se le invalida para siempre su título… y no pasa nada (…) La seguridad del Estado detiene o confina arbitrariamente a las personas… y no pasa nada (…)” escribió.

“Los salarios no alcanzan, y no van a alcanzar… y no pasa nada (…); No hay medicamentos imprescindibles para la salud de muchas personas… y no pasa nada (…) Las personas que han trabajado toda su vida llegan a la ancianidad y no tienen nada… y no pasa nada (…) La cotidianidad del cubano es una carrera de obstáculos por conseguir lo necesario, desde el pan nuestro de cada día hasta un pasaje de autobús… y no pasa nada (…)Se le sigue llamando ‘Revolución’ a una dictadura… y no pasa nada”, continuó.

El sacerdote criticó también que los artículos de primera necesidad se vendan a la población en dólares, cuando nadie gana en esa moneda y demás el propio gobierno insiste en su discurso en que el capitalismo, EEUU y el dólar son culpables de “todos los males” y carencias de la Isla.

Recalcó que aunque por momentos las autoridades parecen omnipotentes, los ciudadanos tienen el poder de decidir y de dejar de seguirlas, pero que esto solo puede hacerse mediante la unión.

“Tenemos el poder de actuar como hombres y mujeres libres, tenemos el poder de decir lo que pensamos, de usar el “sí” y el “no” desde nuestra conciencia y no desde lo oficialmente orientado, podemos denunciar en público y en privado lo que está mal y no responder ‘como si no pasara nada’, tenemos el poder de unirnos al que defiende la verdad y la justicia para no hacerlo vulnerable”, señaló.

“Tal vez uniéndonos, diciendo lo que pensamos y reclamando nuestros derechos, uno a uno, la verdad y la libertad se abran paso. No hacer nada, no intentar romper la impunidad, es colaborar con ella”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top