Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Viengsay Valdés, una vida de privilegios amparada por los Castro

Noticias de Cuba

Viengsay Valdés, una vida de privilegios amparada por los Castro

La también directora del Ballet Nacional de Cuba es hija de diplomáticos y esposa de un empresario español con negocios en la isla

Viengsay Valdés

Viengsay ha declarado su simpatía con el régimen cubano y su “agradecimiento” a Raúl Castro (Foto: Cubaescena)

Cuando se vive una vida de lujos salta aquella frase recogida en El Capital por Carlos Marx, quien aseveró que “el hombre piensa como vive”.

Quizás por ello Viengsay Valdés, ante los sucesos en el Ministerio de Cultura, dijo que “fue claramente una provocación y una afrenta a nuestras instituciones y a Martí, un ser extraordinario que supo alertarnos de las peligrosas intenciones de los Estados Unidos hacia Cuba y Nuestra América”.

La primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba, y ahora su directora ante la desaparición física de Alicia Alonso, no reparó en los jóvenes que fueron a exigir sus derechos pacíficamente frente a la sede nacional de ese ministerio en La Habana.

También se desentendió del manotazo propinado por el titular de este sector Alpidio Alonso contra un joven periodista, una muestra de violencia que no debería ser propia de quien debe defender a los artistas y no atacarlos.

Viengsay Valdés y Alpidio Alonso

Además del esposo “acomodado” con el que cuenta Viengsay, nació en una familia “bendecida” por el régimen de Castro. (Foto: Granma)

“Quienes sirven a esos intereses, lejos de honrarlo, lo mancillan. Para mí, está claro que no existía intención de diálogo, solo de crear disturbios contra el escudo de nuestra Revolución: la Cultura”, prosiguió Valdés en su declaración replicada por la página de Facebook del Ministerio de Cultura.

En varias ocasiones, Viengsay ha declarado su simpatía al régimen cubano y su “agradecimiento” a Raúl Castro. En declaraciones al periódico Granma a raíz de su nombramiento como directora general del Ballet Nacional, dijo:

“Por eso cuando me han instado a quedarme en otros países yo he preferido a mi Habana y a mi país. La importancia de quedarme aquí no solo está en que tengo a mi familia y a mi trabajo, sino que es una deuda con mi país que me ha tenido en cuenta, y gracias al cual he podido desarrollar una carrera sólida dentro y fuera, por eso siempre el estandarte de Cuba, representándola, eso es lo que me hace volver orgullosa a la casa, a la Isla, lo que me llena como artista y como cubana”.

A partir de sus afirmaciones varios usuarios de las redes sociales arremetieron contra la bailarina. Uno de los comentarios más fuertes lo escribió la activista y curadora de arte Salomé García:

“Cuando Viengsay Valdés sale a ‘defender la Revolución’, en realidad lo que está defendiendo es su modo de vida, que probablemente no se sostiene con su salario de Directora del Ballet Nacional. Su esposo Carlos Herrero Franco es empresario del turismo en Cuba”.

“En una sociedad transparente, donde las empresas tuvieran que competir por contratos, y donde los cubanos pudiéramos crear nuestras empresas sin tener un pasaporte extranjero, ese nombre no podría seguir viviendo de explotarnos. Guy Chartier, el representante en Virgin Islands de la empresa que dirige Carlos Herrero, es un empresario canadiense con relaciones con compañías mineras”.

“Vaya usted a saber cuán profundo llegan esas redes de corrupción. Me pregunto, ¿cuánto pagan de impuestos en Cuba esas empresas que están todas registradas en paraísos fiscales?”, dijo.

Carlos Herrero es miembro de una conocida familia de empresarios asturianos que trabaja desde hace décadas en el sector turístico.

Es director de Wilton Properties Limited y tiene más de 18 años de experiencia gestionando negocios de empresas extranjeras en Cuba. Asimismo, es responsable de más de 15 contratos hoteleros y partícipe en la creación de empresas mixtas.

Además del esposo “acomodado” con el que cuenta, Viengsay nació en una familia “bendecida” por el régimen de Castro, ya que su padre fue por cinco años segundo Secretario de Cuba en Moscú y cónsul en Odesa. También, fue embajador en Laos, donde nació la bailarina.

La madre también es diplomática del gobierno cubano y ha desempeñado el rol de representante en varios países.

Otras reacciones al comentario de Valdés que replicara el Ministerio de Cultura en Facebook no se hicieron esperar.

“Esta muchacha no debería estar ni siquiera opinando. Claro que no había intención de diálogo por parte del Ministro de Cultura y sus secuaces, ellos fueron los que salieron para la calle cómo ratas en pandilla. Ellos fueron los que incumplieron desde el inicio con el acuerdo de diálogo, ellos fueron los que se llenaron de matones y guardaespaldas para intimidar a esos jóvenes, que como no quisieron entrar salieron desesperados a montarlos en guagua y abusaron de mujeres y golpearon a periodistas”.

“Sabe bailar muy bien, pero al ritmo que le conviene… ya no el Lago de los Cisnes… ahora baila el Charco de las Pirañas”, escribió la usuaria Cecilia Santana López.

Declaraciones de Viengsay Valdés ante sucesos del MINCULT

Declaraciones de Viengsay Valdés ante sucesos del MINCULT. (Foto: Granma)

1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top