Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Yenci Justiz perdió sus pasos, no sus sueños

Noticias de Cuba

Yenci Justiz perdió sus pasos, no sus sueños

Al regresar a su hogar la situación siguió siendo desfavorable para ella, se tuvo que enfrentar a la realidad.

 

Yenci Justiz

Foto reciente de Yenci Justiz.

Desde hace más de dos años Yenci Justiz yace en una cama.

Al bajarse de un ómnibus cuando venía de regreso de una competencia estudiantil, uno de sus pies quedó atrapado por las puertas al intentar bajarse del mismo, para luego caer y ser arrastrada por el vehículo al punto de ser atropellada por las gomas traseras.

Sobrevivir al terrible hecho fue un auténtico milagro.

Los médicos del hospital Juan Manuel Márquez, la atendieron de forma urgente. El estado de la víctima era crítico producto de las lesiones a nivel del periné, en las regiones lumbar y glútea. Había que actuar con urgencia, pues el accidente le ocasionó el arrancamiento de la pelvis, el uréter, fracturas en la cadera y como consecuencia era necesario además extirpar un riñón.

Los médicos salvaron la vida de Yenci, pero no pudieron lograr que volviese a caminar.

En un reportaje realizado por la televisión cubana a raíz del accidente, Yenci contó lo sucedido:

“Yo venía de una competencia con un grupo de muchachos en la guagua. Me fui a bajar y la puerta se cerró y quedé con un pie dentro. Se me trabó con la puerta. La guagua cerró y arrancó y me caí de espaldas, debajo de la rueda, de la parte de atrás de la rueda jimagua. Me arrastró y después me pasó por arriba”.

Los meses fueron pasando hasta llegar a nueve dentro del hospital; allí le atendieron bien, los médicos fueron muy atentos y las condiciones bastante buenas dentro de lo que existe en Cuba. Pero al regresar a su hogar la situación siguió siendo desfavorable para ella, se tuvo que enfrentar a la realidad.

Su caso social requería condiciones y recursos especiales para realizar cualquier actividad. El gobierno le facilita los medicamentos de forma gratuita, pero no cubre otros insumos que Yenci necesita. Su humilde hogar no es el sitio ideal para su rehabilitación física y mental.

Por eso, múltiples medios se han unido en este llamado para ayudar a Yenci de forma económica a través de una cuenta de en Gofundme, donde las personas podrán contribuir desinteresadamente a su caso. 

Su humilde situación, fue motivo suficiente para que la trasladaran hacia una escuela en el poblado de Bejucal y allí le hicieran lo que muchos cubanos llamamos un “motivito” cuando la joven cumplió sus 15 años. Estuvo rodeada de unos pocos, no tuvo fotos de estudio, ni un traje y mucho menos un vals. Los trabajadores sociales que atienden su caso organizaron la humilde velada, y luego fue regresada a su casa, también humilde.

La historia de Yenci es una verdadera pesadilla, de esas que solo se cuentan en películas pero solo esta es real y la sufre una niña que recién ha cumplido 15 años y nunca mas volverá a caminar. Ayudemos a Yenci, es alguien que lo necesita.

 

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top