Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cubana lleva 22 años viviendo con el temor de morir en un derrumbe

Noticias de Cuba

Cubana lleva 22 años viviendo con el temor de morir en un derrumbe

Pedazos de un edificio aledaño han caído sobre su techo de vigas de madera en dos ocasiones

Cubana denuncia que ha vivido 22 años temiendo a morir en un derrumbe

Cubana denuncia que ha vivido 22 años con temor de morir en un derrumbe. (Foto ilustrativa: Periódico Cubano)

Una mujer lleva 22 años con la angustia y el temor de que el edificio que colinda con su casa se derrumbe, sin haber recibido hasta ahora respuesta de las autoridades.

Desde 2018, Ana Elizabeth Torres Cueto denunció al periódico Juventud Rebelde el peligro que representa  el estado del inmueble ubicado junto a su hogar, entre Águila y Amistad, en Centro Habana, denuncia que reiteró el pasado 10 de junio tras seguir sin respuesta de las autoridades.

La cubana comenta que el edificio junto a su casa de tres pisos fue declarado inhabitable e irreparable desde 1998, pues presentó derrumbes de tipo A y B según dictámenes técnicos.

Ana se mudó a su casa en 1999 y luego de que hubiera desprendimientos del edificio aledaño sobre su inmueble, se dirigió al Sector de la Construcción (SECONS), donde le dijeron que lo repararían, pero que sería después porque no había madera en ese momento.

La casa de Ana, con techo de vigas de madera y losa no soportaría la caída del inmueble, sin embargo, no volvió a tener problemas hasta 2018 cuando el 20 de mayo volvieron a caer pedazos del edificio sobre el cuarto de la cubana, que en ese momento no se encontraba dentro.

La mujer se dirigió al Gobierno municipal y otras instancias y el 8 de junio acudieron dos representantes de Demoliciones, pero sin los instrumentos necesarios para solventar.

El 19 de enero de 2019, Nelson Tamayo Carrillo, director de la Vivienda en Centro Habana, respondió a Juventud Rebelde que los técnicos del Grupo de Diagnóstico y Emergencias, perteneciente al Grupo de Conservación y Rehabilitación de esa entidad, visitaron el edificio.

Afirmó que comprobaron que el inmueble necesitaba una demolición, pero dijo que para ejecutarla se debían extraer y reubicar a sus habitantes.

Añadió que la excusa de la reubicación ya no es válida porque el tercer nivel del edificio ya está vacío “y en el segundo permanecen algunos núcleos familiares que siempre han vivido allí, más otros que por la demora y desatención de las entidades correspondientes, se han posesionado ilegalmente”.

En mayo de 2019 llegó una brigada de SECONS a hacer una supuesta falsa obra en el techo de la casa de Ana y según le explicaron, esta tenía una duración efectiva de seis meses pues la madera a la intemperie se va deteriorando y pudriendo, dejando de cumplir su objetivo principal, que es proteger.

Ana Elizabeth pregunta cuánto más tardará esta situación, pues tiene 22 años acostándose cada día con angustia y sin lograr pegar un ojo, especialmente en las temporadas ciclónicas, esperando que en cualquier momento un derrumbe acabe con su casa y posiblemente con su vida.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top