Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Diplomático canadiense con síndrome de La Habana fue enviado a Cuba con daño cerebral

Mundo

Diplomático canadiense con síndrome de La Habana fue enviado a Cuba con daño cerebral

Ya había hecho una estancia, en la que presentó síntomas, el gobierno le ocultó sus resultados y lo envió de nuevo a la Isla

Embajada de Canadá en Cuba. (Inmigración y Visas).

Un diplomático canadiense de alto rango acusó a su gobierno de enviarlo de vuelta a Cuba, sin decirle que ya tenía signos de daño cerebral producto del llamado “Síndrome de La Habana”.

Este lunes, el diplomático afirmó que ya había tenido una estancia en la Isla, tras la cual desarrolló el malestar con síntomas consistentes con aquellos presentados por otros funcionarios internacionales en Cuba, que habrían sido víctimas de “ataques sónicos”.

Fue la Universidad de Dalhousie la que detectó el daño en el cerebro del diplomático, en pruebas rutinarias que se realizan al personal diplomático canadiense antes de enviarlo a Cuba, aseguró el Ottawa Citizen.

Sin embargo, lo que reclama el diplomático en cuestión, es que nadie le informó de lo que se había encontrado en su cerebro hasta meses después, cuando él ya se encontraba trabajando de vuelta en la Embajada de Canadá en Cuba.

El funcionario agrega que además sus síntomas se agravaron, y que fue hasta enero de 2019 cuando las afectaciones eran muy graves, que su país decidió retirarlo de Cuba.

Esta es la primera vez que el diplomático denuncia esta situación, y aunque lo hizo en condición de anonimato, señaló la gravedad de la omisión del gobierno canadiense con su personal.

Según el reporte de ADN Cuba, el funcionario explicó que sus síntomas incluían pérdida de memoria, dificultades cognitivas, y mareos, los cuales aumentaron hasta que llegó el punto en que no podía ni recordar su código de acceso al intentar buscar ayuda médica.

“Yo era un zombi, básicamente”, señaló.

El diplomático fue enviado de vuelta a la Universidad de Dalhousie para una prueba urgente, y en febrero recibió una carta confirmándolo como el caso número 15 del síndrome de La Habana en Canadá, y descubrió que el resultado ya se conocía desde antes de su regreso a la Isla.

“Me enviaron de regreso con el cerebro dañado. Me expusieron dos veces. No debería haber sido enviado de regreso allí”, protestó.

Tras conocerse la queja de este diplomático, otros alzaron la voz, denunciando que sus resultados se han demorado mucho, que les han puesto trabas para conocerlos, y en algunos casos, que nunca han recibido su información.

Luego de que decenas de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba denunciaran en 2017 diversos síntomas, acusando el uso de “ataques sónicos” o de “microondas” en su contra, este fenómeno se repitió con diplomáticos canadienses en el mismo país.

Personal canadiense y estadounidense ha sufrido de estos malestares, conocidos como “síndrome de La Habana”, en otros países, como Rusia y Siria.

Los síntomas incluyen mareos, dolor de cabeza o migrañas, visión borrosa, vértigo, afectaciones a la memoria, y fatiga.

En 2020, un estudio en Washington reveló que los diplomáticos estadounidenses víctimas del síndrome de La Habana tenían afectaciones permanentes en su cerebro, como una disminución de la materia blanca.

A pesar de todo, el gobierno cubano ha negado en todo momento haber utilizado cualquier tipo de arma contra funcionarios de EEUU o Canadá.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

2 Comments

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top