Propuesta de Ley de Nietos y Bisnietos: «…en cuanto podamos entrarla lo hacemos.» dice Sará Vilá
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

El Cártel de los Soles y su papel en la crisis venezolana

Mundo

El Cártel de los Soles y su papel en la crisis venezolana

Conformado por los militares y funcionarios del gobierno con lazos con el narcotráfico, podrían tener un papel importante en una posible sublevación

Posible ruptura dentro del Cártel de los Soles. (VENEZUELA AL DÍA)

El llamado, “Cártel de los Soles”, el cual, supuestamente conformado por militares y funcionarios venezolanos vinculados con el narcotráfico, parece haberse fracturado.

En fechas recientes han comenzado a divulgarse rumores que dicen que los altos mandos de la milicia han aceptado traicionar al presidente, Nicolás Maduro a cambio de que les sea garantizada una salida honrosa a él y sus allegados, según señaló el analista político mexicano Raymundo Riva Palacio.

Aunque una salida con honor podría no ser posible, debido a que muchos aliados de Maduro son perseguidos por el Gobierno de Estados Unidos.

El término, “Cártel de los soles”, fue usado por primera vez en 1993, cuando se descubrió que el general de la Guardia Nacional Bolivariana, Ramón Guillén, jefe de la Unidad Antidrogas – financiada por la CIA – así como su sucesor, Orlando Hernández, eran sospechosos de tráfico de cocaína a Estados Unidos.

Aunque es denominado como “cártel”, principalmente por la opinión pública, la organización no es propiamente uno, ya que no controla ni la producción, distribución, comercialización o precios del producto, únicamente transportan la cocaína de las FARC colombianas desde Venezuela a Honduras y México, donde era transportada a Estados Unidos a través del Cártel del Pacifico, o a República Dominicana y Surinam para ser enviada a Europa y África.

De acuerdo al analista de inteligencia de la Oficina de Estudios Militares en el Fuerte Leavenworth, Brenda Fiegel, el Cártel de los Soles, fue fundado por ex – infantes de Marina estadounidenses, e incluye a altos mandos militares y del gobierno, organizados en un modelo jerárquico hibrido, gracias al cual pueden manejar la organización, regular las detenciones y crear leyes que los beneficien y protejan.

Fiegel aseguró que el líder histórico es Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, cuyo poder se reparte de manera horizontal.

En una investigación de la fundación, InSight Crime (con duración de tres años) fueron identificadas 123 personas relacionadas con el cártel, entre las que se encuentran la esposa de Maduro, Cilia Flores, su hijo Walter Jacobo Gavidia, dos sobrinos de la misma; también se encontró a Tareck El Aissami, vicepresidente del área económica; al mayor general, Néstor Reverol, ahora ministro de justicia; Ramón Rodríguez Chacín, ex – ministro del Interior y de Justicia y a Henry Rangel Silva, gobernador de Trujillo y anteriormente, jefe del Comando Estratégico del Ejército, entre otros.

La investigación también reveló que al menos 12 instituciones venezolanas estaban vinculadas al narcotráfico, entre las que se incluyen, la Vicepresidencia, la Guardia Nacional Bolivariana, la Fuerza Armada Bolivariana, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Petróleos de Venezuela, los ministros del Poder Popular del Despacho de Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, del Poder Popular para la Defensa, del Poder Popular de Agricultura Urbana, del Poder Popular para la Educación, y del Poder Popular para el para el Servicio Penitenciario, de Estado para el Comercio Exterior e Inversión Internacional, y del Poder Popular para la Energía Eléctrica.

La actual crisis venezolana puede dividirse en dos facetas; la primera, relacionada con la narrativa sobre la situación y que dio inició con la Operación Libertad de la milicia; la segunda, que consiste en las negociaciones con el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, el comandante de la Guardia de Honor Presidencial, Iván Rafael Hernández Dala, y con Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, quienes no han sido relacionados con el narcotráfico.

Elliott Abrams, delegado especial de Estados Unidos para la crisis de Venezuela, confirmó que se había negociado la separación con Maduro, pero se retractaron de último momento.

Desde ese instante, aquellos que iban a romper relaciones con Maduro, reevaluaron la situación y al menos de momento, han cerrado filas con el Cártel de los Soles.

Con información de Infobae

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top