Incendio de Matanzas: 3 fallecidos y 14 desaparecidos
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

¿En Cuba no hay forma de disfrutar un carro sin tener un cargo? La picante pregunta de ‘Vivir del Cuento’

Farándula

¿En Cuba no hay forma de disfrutar un carro sin tener un cargo? La picante pregunta de ‘Vivir del Cuento’

En esta última entrega, Isidoro es promovido a un importante puesto de trabajo por el cual le otorgarán un carro, que termina accidentado

Vivir del Cuento

En esta entrega, Pánfilo enseña las leyes del tránsito. (Collage: Marlon Pijuán – Instagram)

Pánfilo volvió a hacer de las suyas este lunes 1 de agosto en el nuevo episodio de Vivir del Cuento. Como cada inicio de semana, los actores Marlon Pijuán y Luis Silva invitaron a los televidentes a esperar el humorístico, que hasta el momento ha sido lo mejor de la programación de verano en la televisión cubana.

Otra vez, sus indirectas sobre situaciones cotidianas y la crítica a cada una de las aristas más preocupantes de la Cuba actual, estuvieron presentes. Según el viejo Panfi, la Isla es un ejemplo claro de cómo “se avanza hacia atrás”.

‘Un nuevo cargo’ fue el título de este capítulo, en el que Isidoro, personaje que interpreta Marlon, fue ascendido en su trabajo. El nuevo puesto también le permitiría disfrutar de un carro, porque en Cuba estas palabras “son inseparables”. Por eso, en medio del programa, surgió una duda que hace años también invade a la población: “¿no hay forma de disfrutar un carro sin tener un cargo?”.

Durante los 29 minutos de transmisión, varios de los temas de la actualidad cubana tuvieron su espacio. Las malas condiciones de las calles del municipio Centro Habana, el valor del dólar, la crítica a los policías y hasta el mal estado de los animales del Zoológico de 26 por la falta de alimentos.

En los diálogos, el contenido más recurrente apuntó en todo momento al gobierno. Pánfilo tuvo que repasarle algunas cuestiones de las leyes del tránsito a Isidoro para que se presentara al examen teórico e hizo como profesor.

“Si tú eres el que dicta, entonces tú eres un …”, dijo Chequera por las constantes órdenes que daba Luis Silva al frente del “aula”.

Otro de los momentos más llamativos de la entrega tuvo que ver con un guiño a la libertad de expresión. Aglutinado todo el elenco en una reunión, el coordinador del barrio quería que dijeran un lema y lo ensayaron para no equivocarse. En el momento que llegó la persona esperada, los vecinos cambiaron la esencia de la frase. A pesar de que fueron regañados, Pánfilo le dijo: “Acepten lo que digan las masas”.

Por otro lado, dentro de Cuba se conoce que las personas que usan guayaberas generalmente ocupan cargos dentro del gobierno, y aunque muchas veces se desconoce su verdadera fusión, se sabe que viven bien, por encima de la media del país.

“Entonces qué cargo tiene el de la esquina que lleva la guayabera y nadie sabe donde trabaja”, se escuchó decir en el capítulo.

Asimismo, el problema energético salió a relucir debido a que el auto asignado sería eléctrico. Al final del programa, por culpa de los caprichos de Chequera para cerrar un negocio, el auto sufrió un accidente y como “el carro es estatal, ¿tú sabes a quién se lo quemó?”.

Sin dudas, Vivir del Cuento continúa posicionándose en la preferencia de los cubanos contando “la verdadera historia”.

“Durísimo, tiraron duro”; “Gracias por esos minutos de risa, me encantó”; “Ustedes son lo máximo”; “Menos mal que el carro no era de el de la guayabera”; “Cada día me gusta. Aunque no tenía corriente lo vi en YouTube”; “Y cómo se llama el que dicta… Ja, ja, ja”; “Sigue así que sin ti no somos nada”, comentaron los usuarios.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top