Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Extraño pez que habita a 1.000 metros de profundidad es hallado en playas de California

Estados Unidos

Extraño pez que habita a 1.000 metros de profundidad es hallado en playas de California

Biólogos lo consideran “único”, pues nunca se había encontrado un espécimen abisal intacto a orillas del mar

Pez abisal hallado en California. (Daveys Locker-Twitter).

Un extraño espécimen de pez abisal fue hallado en una playa de California, Estados Unidos, en un evento sin precedentes y calificado como único por la comunidad científica.

El ejemplar corresponde a un “pez balón”, una especie de rape que normalmente habita a unos 1.000 metros de profundidad en el océano, pero que llegó intacto a las costas de Newport Beach, California.

Según reseña Infobae, el ejemplar fue encontrado por un bañista que paseaba por la playa, quien no reconoció la especie y decidió llamar a las autoridades.

El monstruoso aspecto del animal llamó la atención de los biólogos del estado, pues encontrar en la arena un animal de las profundidades en perfecto estado, es algo que no se había logrado antes.

A través de Twitter, Davey’s Locker Sportfishing & Whale Watching difundió el hallazgo, identificando la especie abisal como un pez balón.

“¡Raro encuentro! ¡El rape de aguas profundas apareció en Newport Beach el viernes por la mañana! En la playa de Crystal Cove. El visitante de la playa, Ben Eslef, alertó al personal y pudieron recuperar este espécimen intacto”, reportó desde su cuenta oficial de Twitter.

El nombre científico del pez balón o footballfish, como se lo conoce en EEUU, es himantolophus. Pertenece a la familia de los Himantolophidae y está distribuido en las aguas profundas de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico.

Su nombre se deriva del griego imantos, que significa correa, y lophos, que se traduce como cresta; esto es por la forma del apéndice que le cuelga sobre la boca, el cual le sirve como cebo para atraer a sus presas.

Mediante el fenómeno de bioluminiscencia, este animal al igual que varios de las profundidades, enciende el apéndice y lo mueve, como la carnada de una caña de pescar, para atraer con su luz a otros peces más pequeños, que son devorados al instante.

Este tipo de especie habita a partir de los 900 metros de profundidad (más de 2,500 pies), pero se han reportado casos en los que son hallados en redes de pesca extraviadas, en el fondo de océanos menos profundos, o incluso flotando sin vida en aguas cerca de la superficie.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top