Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Reubican por la fuerza a familias que dormían en las calles de la Habana Vieja

Noticias de Cuba

Reubican por la fuerza a familias que dormían en las calles de la Habana Vieja

“A mi madre la amenazaron con meterla presa si no aceptaba sacar nuestras pertenencias de la calle”

Reubican forzosamente a familias que acampaban en la calle tras derrumbe en La Habana Vieja

Reubican forzosamente a familias que acampaban en la calle tras derrumbe en La Habana Vieja. (Collage: Diario de Cuba y Hamaya Cuesta-Radio Martí)

Las familias que permanecían plantadas en los portales de la calle Zulueta, entre Dragones y Monte (Habana Vieja), para exigir una vivienda digna, fueron reubicadas a la fuerza por las autoridades.

El grupo de 8 núcleos familiares protestaba porque el edificio en que residían sufrió el derrumbe de dos departamentos, por lo que muchos prefirieron dormir en las calles. Unas dos familias aceptaron mudarse a locales ofrecidos por el Gobierno, pero el resto fue sacado a la fuerza ante el reinicio de la cuarentena por el COVID-19.

“En la mañana llegó una brigada con camiones y grúas para proceder a la demolición total del edificio, pero ellos desconocían que aún nosotros estábamos aquí. Nos plantamos en medio de la calle y les explicamos que no podían demoler frente a nosotros”, dijo a Diario de Cuba Liubis Herrera, una de las afectadas.

“Vino el presidente del gobierno municipal y nos amenazó a todos con sacarnos para un albergue en el municipio Boyeros. Finalmente, al mediodía, todos se fueron”, añadió.

Las autoridades habían ofrecido a las ocho familias ir a un albergue, pero por las condiciones de hacinamiento y mala higiene de estos centros, todos se negaron.

Tras esto, les ofrecieron unos locales, pero como de igual forma se encontraban en malas condiciones, solo dos de las familias accedieron a llevar sus pertenencias ahí.

“En la tarde citaron para la estación de la Policía de Cuba y Chacón a los jefes de las seis familia que aún permanecían en la calle”, contó otra de las afectadas, Amaya Cuesta Juviel.

“Ahí nos amenazaron, nos faltaron el respeto. A mi madre la amenazaron con meterla presa si no aceptaba sacar nuestras pertenencias de la calle; incluso hasta con la custodia de mi hijo nos coaccionaron. Al caer la tarde, por la fuerza, recogieron todo y nos llevaron para Vivienda municipal”, añadió Cuesta Juviel.

Este domingo las familias cumplían 16 días viviendo en la calle. Denuncian que uno de los vecinos incluso estuvo detenido en un calabozo unas horas tras discutir con las autoridades.

“Nos han tratado mal y nos han engañado diciendo que nuestra situación se va a resolver y todo es mentira, no sabemos qué sucederá con nosotros a partir de ahora”, dijo Cuesta Juviel.

La deuda del gobierno cubano con sus habitantes en materia de vivienda es grande. En 2019 entregaron menos del 1% de viviendas que tenían contempladas en el plan, con poco más de 400 de las 60 mil planeadas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top