Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Taxistas de La Habana no ganan lo suficiente para trabajar tras el ordenamiento monetario

Noticias de Cuba

Taxistas de La Habana no ganan lo suficiente para trabajar tras el ordenamiento monetario

Sus tarifas topadas solo 5 pesos más caras que antes, no cubren el aumento de entre 2 y 20 veces de todos los productos

Empresa de taxis en Cuba entregará paquetes comprados en las tiendas por Internet

Taxistas de Cuba no ganan lo suficiente para seguir trabajando. (Foto: Periódico Cubano)

El aumento de precios por el ordenamiento monetario, que ha afectado todos los ámbitos de Cuba, ha vuelto no rentables la mayoría de los trabajos por cuenta propia, incluyendo el del transporte, en especial en La Habana.

De acuerdo con un reportaje de CubaNet, los taxistas particulares de la capital no pueden costear el aumento de los precios de todos los productos con las bajas tarifas a las que han limitado sus servicios y que los han llevado prácticamente a la quiebra.

El pasado 7 de enero el Consejo de la Administración Provincial (CAP) de La Habana emitió la Resolución 240, que aumentó cinco pesos al precio máximo que pueden cobrar los taxistas independientes en las rutas de la ciudad.

Sin embargo, este aumento ínfimo no puede solventar el incremento que productos básicos como alimentos y artículos de limpieza han tenido, de entre el doble y hasta 20 veces más.

“Al sector estatal le duplicaron, triplicaron y hasta cuadruplicaron el salario, en algunos casos incluso más. A nosotros nos suben cinco miserables pesos al costo de los pasajes, en un momento en que todo vale un ojo de la cara. Botear fue el mejor negocio en Cuba, pero lo que ahora se gana malamente alcanza para ir viviendo”, comentó al citado Bárbaro Márquez un “botero” (taxista privado) de la capital.

A la inflación en mercados y tiendas estatales, se suma la escasez, que obliga a los ciudadanos a recurrir al mercado negro en busca de artículos básicos y con ello a enfrentar un aumento de al menos el doble del precio oficial.

“Una libra de arroz cuesta 50 pesos. La carne de puerco sale en 120 pesos y una jabita con siete u ocho malanguitas maluchentas no se baja de 150. Los dólares americanos para comprar cosas necesarias que nada más aparecen en las tiendas por Moneda Libremente Convertible (MLC), si los quieres, tienes que pagarlos de 48 a 51 pesos”, añadió el transportista.

A los gastos diarios que poseen en sus familias, como alimentos y servicios básicos de electricidad y agua, se suman los necesarios para mantener su negocio a flote.

Además de la crisis de combustible, que pese a las caravanas que organiza, el gobierno sostiene que se encuentra escaso en la Isla, los taxistas enfrentan severas dificultades para encontrar y costear cualquier pieza de repuesto.

“Una goma vale 120 dólares y como eso todo anda por el mismo estilo. Lo más sencillo, un tornillo para la dirección que antes valía 40 pesos, ahora el tornero lo cobra en 250. Entonces, dime, cómo se puede pagar todo eso con 15 pesitos ─antes 10─ que cuesta el viaje entre La Palma y Centro Habana”, cuestiona el cuentapropista.

El aumento de precios ha afectado a todos los cubanos, no solo en su vida personal, sino laboral, pues transportistas, cocineros, agricultores y ganaderos enfrentan ahora una situación en la que no tienen siquiera lo suficiente para costearse el trabajar.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top