Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Un incinerador móvil de cadáveres es la “ayuda” de Díaz-Canel a Ciego de Ávila

Coronavirus en Cuba

Un incinerador móvil de cadáveres es la “ayuda” de Díaz-Canel a Ciego de Ávila

La provincia vive el colapso total de sus sistema sanitario y necrológico

Un incinerador móvil de cadáveres es la “ayuda” de Díaz-Canel a Ciego de Ávila

Ministro de Salud Pública entrega incinerador de cadáveres móvil para Ciego de Ávila. (Foto: Invasor)

Un incinerador móvil de cadáveres es “la ayuda” que el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel ordenó dar a la provincia de Ciego de Ávila en medio de la peor crisis sanitaria que probablemente haya vivido ese territorio.

En la reunión del miércoles del Grupo Temporal de Trabajo de Enfrentamiento y Control de la COVID-19 se celebró la llegada desde el nivel central de este dispositivo que, afirman, es capaz de cremar 6 cadáveres cada 24 horas.

“Con la alta cifra de muertos de COVID-19 y Post COVID llegó al municipio un incinerador móvil de cadáveres que comenzará a funcionar en las próximas horas con capacidad para cremar seis fallecidos cada 24 horas”, indicó el periodista avileño Iván Paz Nogueira desde su perfil en Facebook.

Díaz-Canel envió al territorio avileño al ministro de Salud Pública y le orientó “entregar de manera inmediata una propuesta para reforzar la atención” a la pandemia en Ciego de Ávila. Al parecer la solución fue atacar las consecuencias, las muertes, y no las causas que la provocan.

En la provincia de Ciego de Ávila, especialmente en su capital y en el municipio de Morón, se acumulan alarmantes cifras de un muerto cada una hora, un ritmo que se ha alcanzado en la última semana.

La tasa de incidencia del virus es 3306 por cada cien mil habitantes. Lo permitido para estar enmarcado en la normalidad es de 5 casos por cada cien mil personas. En el municipio cabecera hay más de 300 controles de foco activos, lo cual confirma el nefasto panorama de la pandemia.

Con base a todas las estadísticas no es difícil entender que la central provincia cubana está ante un colapso total de sus sistemas sanitario y necrológico. Las autoridades tomaron una medida de última hora en la noche del pasado martes y habilitaron como hospital de campaña pediátrico al emblemático hotel Ciego de Ávila, de la cadena Islazul.

De acuerdo con el director de epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán, entre las 23 personas fallecidas en Ciego de Ávila durante las últimas 24 horas se registró la de una menor de 3 años de edad.

Ni en la conferencia de prensa diaria del Minsap ni en el parte médico habitual se especificó los síntomas presentes en la menor a la hora de su muerte o si padecía de alguna enfermedad previa.

Piden voluntarios para laborar en el principal hospital avileño

El pasado día 3 de agosto el periódico Invasor, órgano oficial del Partido Comunista en la provincia de Ciego de Ávila, publicó un artículo donde pide voluntarios para las labores que se desarrollan en el Hospital Provincial “Antonio Luaces Iraola”, colapsado por la COVID-19.

La periodista Katia Sibeira, quien firma el referido texto, indicó que en el centro de salud se necesita ayuda para tratar la urgencia. “Faltan manos para sus ascensores, para conducir camillas, para limpiar salas, para subirle el jugo a un paciente, para asistirlo en la comida o en el baño, y que las enfermeras y enfermeros puedan ocuparse, entonces, de procederes que no sabrían otras manos”.

El artículo dice que la plantilla del mayor hospital avileño es de casi 300 personas, pero que no es suficiente pues fue diseñada para tiempos normales. Sin embargo, ahora los pasillos están llenos de camas improvisadas, el oxígeno se agota y “morirse es la noticia diaria”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top