Conecta con nosotros

PERIÓDICO CUBANO

Absurdos de Aerovaradero y Correos de Cuba para justificar su pésimo servicio

NOTICIAS DE CUBA

Absurdos de Aerovaradero y Correos de Cuba para justificar su pésimo servicio

Aún hay mercancía envejecida en sus almacenes

Todavía hay mercancía envejecida en los almacenes de las empresas transitarias de Cuba. (Foto: Periódico Cubano)

Fue en octubre de 2021 cuando el gobierno y la prensa oficialista “descubrieron” el pésimo servicio de Aerovaradero, Correos de Cuba y otras empresas similares. Tras años de quejas y ante las necesidades urgentes en el país, el primer ministro Manuel Marrero tomó de la mano el asunto.

En solo un mes, según Granma, se logró mover de los almacenes la mayor cantidad posible de mercancía envejecida, que superaba el millón de bultos. Aerovaradero tenía paquetes recibidos entre 2018 y 2019, lo cual se atrevió a justificar con el impacto de la pandemia.

Luis Ochoa García, vicepresidente primero de la Corporación de la Aviación Cubana (Cacsa), explicó que debido a los protocolos contra la COVID-19 se redujo la capacidad de despacho, fundamentalmente hacia las provincias. Sin embargo, no fue hasta marzo de 2020 que la enfermedad tomó fuerza en la Isla.

La realidad descansa en el mal funcionamiento de la empresa, aunque el funcionario intente reducirlo a falta de personal y un proceso totalmente manual, que además se presta para los habituales robos y cambios de mercancías.

En cualquier caso, el hecho pasa por la dejadez del gobierno y sus funcionarios, a quienes no les interesa que el paquete llegue en tiempo y forma a su destinatario. Tuvo que ponerse muy malo el asunto para que Marrero interviniera y, de paso, mostrara “empatía” con el pueblo tras culparlo, junto a los médicos, del aumento del nuevo coronavirus.

Correos de Cuba reconoció no estar preparado para asumir la cantidad de bultos arribados en 2021. Entregó en 2020, como promedio, unos 66 000 envíos mensuales y este año sobrepasan los 240 000. Sin embargo, solo en el mes de octubre logró distribuir 577 000 envíos.

Las causas de su atraso: “insuficientes medios técnicos, la falta de software para una adecuada facturación e inventario de todas las mercancías, pocas condiciones en los almacenes, falta de personal y calificación, así como una infraestructura insuficiente para asumir el volumen de mercancías”.

Estos problemas pudieran ser reales por lo comunes que resultan en Cuba; no obstante, en un mes lograron ser “eficientes”. ¿Qué cambió? ¿Podrán mantenerlo?

Luis Ochoa García, también director en funciones de Cacsa, dijo que algunos bultos envejecidos no se han podido entregar por el deterioro de los documentos de identificación, lo cual podría estar relacionado con el tiempo de almacenamiento, las condiciones de lugar y la inadecuada manipulación. También hay paquetes retenidos porque pertenecen a “personas que no han podido entrar al país” o fallecidos.

Según el artículo publicado en Granma, los problemas en la entrega de bultos van a terminar, porque contarán con la infraestructura necesaria para ofrecer el servicio.

La Empresa de Mensajería y Cambio Internacional (EMCI), de Correos de Cuba, por ejemplo, adquirió equipamiento de Rayos x y de medios informativos, contrató y capacitó a más personal, simplificó los procesos operacionales postales y aduanales en los distintos eslabones de la cadena, entre otros. ¡Todo esto en un mes! Sin embargo, los cubanos solo pueden ver para creer.

¡Únete al canal de Telegram y WhatsApp para contenidos exclusivos!

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

1 Comment

1 Comment

  1. Dania

    4 noviembre, 2021 at 6:41 PM

    Como siempre todo es excusas y más excusas y los problemas siguen ahí, muchas personas como yo hemos dejado de enviar paquetes haciéndoles mucha falta a nuestras familias, no es justo que esto ocurra, pero a veces cuando llega el paquete ya no hace falta y mientras la familia pagando precios exhorbitantes hasta por una aspirina, señores, el pueblo está cansado ya, que pena a lo que hemos llegado!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba