Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Confirman el fallecimiento de un cuarto menor a causa de un incendio en la Pequeña Habana

Estados Unidos

Confirman el fallecimiento de un cuarto menor a causa de un incendio en la Pequeña Habana

Dos mujeres víctimas del siniestro se encuentran hospitalizadas por las heridas

Las autoridades de Miami confirmaron este jueves el fallecimiento de un cuarto niño a causa de un incendio ocurrido el pasado lunes en una vivienda ubicada en la Pequeña Habana.

Telemundo 51 reportó que los fallecidos, quienes llegaron en estado crítico al hospital Jackson Memorial, son Naziyah Fernández, de un año, Nomad López, de 6, Nainalee López, de 8, y Heilyn Mejía, de 11.

La Policía de Miami también informó que la madre y abuela de los niños aún se encuentran en recuperación debido a las lesiones sufridas por el siniestro registrado en la 18 Terrace del noroeste y la calle 36.

Por el momento está en marcha una investigación para determinar la causa del incendio, en ella participan la unidad de homicidios del departamento policial de Miami-Dade y bomberos del condado.

Cuando comenzó el incendio varios vecinos intentaron entrar a la casa para rescatar a los menores, pero el denso humo impidió que pudieran realizar esta acción, fue hasta que llegaron los bomberos cuando se logró sacarlos de la propiedad.

Los menores y las dos mujeres mencionadas fueron encontrados inconscientes en la casa y tras el rescate, recibieron los primeros auxilios en el lugar y posteriormente los llevaron a dicho centro de salud.

Uno de los bomberos tuvo que ser atendido por inhalación del humo y posteriormente se le dio de alta.

“Los niños tan chiquitos no llegaron a crecer, ella no se merecía esto, era una personas muy noble y ayudaba a todo el mundo”, comentó entre llantos Teresa García, amiga de una las mujeres heridas que llegó a Miami procedente de Boston después de enterarse del incendio.

Jesús Montero, un vecino del lugar, señaló a Telemundo 51 que fue muy triste toda la escena y ver a los niños tirados cuando les daban los primeros auxilios para que revivieran.

“Pensé que eran las niñas que jugaban en el frente de la casa, pero eran muy grandes los gritos y cuando salí vi el humo negro, fue un momento de desesperación”, comentó Montero.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top