Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Coronavirus y Ley de Nietos: ¿qué representa la pandemia para la propuesta legislativa?

Ley de Nietos

Coronavirus y Ley de Nietos: ¿qué representa la pandemia para la propuesta legislativa?

El Congreso y el Senado de España suspendieron prácticamente todas sus actividades desde el pasado 12 de marzo

La incertidumbre que domina a nivel mundial a causa de la pandemia de coronavirus se debe a la afectación que la enfermedad y el combate contra ella han tenido en diferentes ámbitos, desde el económico hasta el jurídico.

España ha sido uno de los países más castigados por el COVID-19, con más de 135 mil casos desde el inicio del brote, más de 60 mil personas hospitalizadas, 13 mil muertes y casi 20 mil profesionales de la salud que han sido contagiados.

Este panorama ha obligado a la nación europea a poner en segundo plano temas que antes de la pandemia el gobierno español ya tenía pendientes, siendo uno de ellos la reactualización de la ley de Memoria Histórica o “Ley de Nietos/Bisnietos”.

El estatuto permitiría a varios miles de cubanos obtener la nacionalidad española y con ello beneficios, no solo de residencia en Europa, sino de acceso a decenas de países que no exigen visa o pocos trámites a los ciudadanos de España.

Dentro de estos países se encuentran toda la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, destinos finales de la inmigración cubana.

Ley de Nietos y Bisnietos 2020 de Espana para los cubanos en 2020

La nacionalidad española podría ser otorgada a miles de cubanos que residen en la Isla.

A finales de 2016, la coalición entonces integrada por Unidos Podemos, En Comú Podem y En Marea presentó la proposición n°122/000055 ante el Congreso español. Aunque el Consulado en La Habana declaró en 2019 que la propuesta estaba “en proceso de tramitación”, a casi tres años de su presentación, el proceso no logró concluirse.

La disolución de las cortes generales españolas decretada por el Rey Felipe VI en septiembre de ese año dejó en pausa todos los proyectos legislativos en trámite en aquel momento, incluida la Ley de Nietos. Pasadas las elecciones de noviembre en el país ibérico y con un ambiente menos tenso en el gobierno español, En Comú Podem registró por tercera vez la petición en el Senado, en diciembre de 2019.

La iniciativa fue elaborada junto con el Centro de Descendientes de Españoles Unidos (Ce.DEU), organización que por años ha denunciado las carencias de la disposición séptima de la Ley de Memoria Histórica.

La impulsora de la propuesta y senadora de En Comú Podem, Sara Vilà, lamentó en aquel momento que la iniciativa no pudiera ser aprobada definitivamente en la XII Legislatura.

“Es una cuestión de justicia reparar el reconocimiento de la nacionalidad de estos descendientes”, comentó en aquella ocasión.

“La Ley de Memoria Histórica y el Código Civil se olvidaron de estos descendientes de españoles que tuvieron que dejar su país de manera forzada o que fueron víctimas de la persecución política de la dictadura”, declaró Vilá, según medios españoles.

El tema se abordó nuevamente a inicios de marzo de este año, cuando la senadora respondió al comentario de un seguidor en Twitter, asegurando que la propuesta se debatiría en mayo.

“Como ustedes (Sara Vilá y Eduardo Velázquez) han sido el principal apoyo de la nacionalidad española para nosotros los descendientes ¿saben cuándo podría ser tomada en consideración la propuesta de ley en el Senado?”, preguntó el usuario.

“Muy posiblemente en mayo”, respondió sencillamente Vilá, para horas más tarde pedir paciencia y explicar que se había convertido en madre en días recientes.

“Ahora mismo estoy de baja por maternidad, me gustaría que esto también fuese respetado”, escribió y recalcó que “Mientras haya legislatura habrá ley, no lo duden”.

Pero en menos de dos semanas el coronavirus se había convertido en un verdadero problema de salud pública para España y el resto del mundo.

La crítica situación, que ha hecho colapsar los servicios de salud y funerarios del país, ha paralizado también múltiples sectores, incluyendo el legislativo, invalidando todas las agendas ante la imposibilidad en este momento de prever un fin a la pandemia y sus afectaciones.

El Congreso y el Senado de España suspendieron prácticamente todas sus actividades desde el pasado 12 de marzo y aunque se estima que el 26 de abril se levantaría el estado de alarma en la nación, el creciente número de contagios no permite que esto sea un hecho.

A partir de ese entonces, la propuesta de Ley de Nieto comenzará a tener una oportunidad.

Aún cuando se tuviera un “control” de la infección en el país ibérico, los servicios no esenciales volverían a la normalidad gradualmente, en orden de evitar una recaída.

Los servicios gubernamentales y en específico los temas legislativos, en especial los no reconocidos como “urgentes” por el propio Parlamento español, no tienen una fecha para ser retomados.

Mientras que el Parlamento cesó sus actividades tras la confirmación de casos positivos de COVID-19 en varios diputados y en la propia ministra Irene Montero, el Congreso intentó mantenerse activo hasta finales de marzo.

La inasistencia de varios diputados y la petición de cientos de representantes de votar a distancia concluyeron en la detención definitiva de las actividades.

La necesidad de evitar aglomeraciones, aún pasada la contingencia, retrasaría la normalidad en las actividades del país, lo que probablemente afectaría ambas cámaras.

La crisis es una de las más grandes enfrentadas por los gobiernos del mundo y en especial de Europa. El presidente Pedro Sánchez mantiene reuniones diarias en el palacio de La Moncloa desde el mes pasado, pero siempre extremando precauciones.

Todas las citas con el presidente español inician informando sobre la salud de los asistentes y ministros.

Mientras el gobierno español trata de dar la ilusión de normalidad para brindar seguridad al pueblo que lo escucha, lo cierto es que las precauciones como tapabocas, desinfectante y distanciamiento entre sus miembros continúan, sin que se tenga una fecha segura para la normalización de las actividades y, por tanto, de la agenda pública y legislativa.

2 Comments

2 Comments

  1. Avatar

    Español

    7 abril, 2020 at 1:58 pm

    Por otro lado estos de marea compromis y podemos es la basura de España. Anti democráticos y que apoyan al régimen cubano y venezolano. Cuando pase la pandemia. Parece que cambiarán las alianzas. Los comunistas saldrán del gobierno. Gobernará el psoe y segura saldrán fuera los antiespañoles como comunistas de podemos y separatistas. Se intentará construir y avanzar como país. Y no quiero decir que no esté a favor de que los cubanos que lo deseen puedan tener la nacionalidad. Pero los que no aplaudan la dictadura. Sería contradictorio. Suerte Cuba

  2. Avatar

    Español

    7 abril, 2020 at 1:53 pm

    Hay algo que noo comprendo.. Los partidos comunistas e independentistas apoyan la Ley. Para, que los cubanos puedan irse de Cuba. Pero son partidos que les parece bien la dictadura y el comunismo. No es. Contradictorio? Si para ese personaje Iglesias o la Vila ésta el comunismo es un buen sistema político. Porque apoyan el que la gente salga de ese paraíso.?
    Curioso no? Critican el capitalismo pero quieren que la, gente que vive en el comunismo vaya, a un país comunista. No sería mejor intentar quitar la, dictadura. Tuvieran democracia. Prosperidad y no tener que emigrar?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top