¿Cómo pueden los cubanos recuperar la nacionalidad española?
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cuba: Dos mitos de su socialismo

Noticias de Cuba

Cuba: Dos mitos de su socialismo

La única arma con que cuenta la izquierda comunista es la mentira, no tiene otra

La verdad no tiene partido, ni ideología, ni compromiso ni se mezcla en proclamas, la verdad es una, inquebrantable, indisoluble, hecho que se mira desde mil prismas, alterando su contenido hasta llevarla a un rincón cuya connotación nada tiene que ver con su esencia. Esa manipulación de la verdad es la base histórica del Marxismo.

No hay pasaje histórico que no haya sido manipulado por los comunistas, así ha sido y será porque el comunismo es la negación de la verdad. Desde los crímenes de Stalin en la mal llamada colectivización de las tierras, hasta los traslados de pueblos enteros del interior del país hacia Pinar del Río, en un intento de contener el descontento de un pueblo.

La única arma con que cuenta la izquierda comunista es la mentira. No tiene otra.

Sin embargo, y a pesar de los descalabros de donde se ha instalado, aún las ideas de izquierda tiene simpatizantes en muchos rincones del planeta. El socialismo, todos aun el mal llamado Socialismo del siglo XXI, son sin dudar una máquina de matar. Se niegan todos los derechos, la libertad individual es un espejismo. No se tolera la oposición.

Cantan éxitos inexistentes, en el caso cubano hay dos [2 ] mitos que son promovidos hasta la saciedad. Ellos son la Salud y la Educación. Desmontemos estas llamadas virtudes del socialismo cubano.

Misiones médicas o comercialización de médicos

comercializadora de servicios medicos

El gran negocio del castrismo, casi 50 mil galenos distribuidos en más de sesenta naciones, que origina ganancias de más 7,000 millones de dólares.

Preciso escudriñar que en realidad existen distintos caminos para poder analizar este fenómeno. Primero y esencial
para las arcas del gobierno tendremos que señalar el turismo médico, así como la medicina para la elite, que cuenta con recursos de casi primer orden que ha ganado prestigio en el mundo.

Ahora, otra cosa es la salud para el cubano de a pie. Hospitales y clínicas en estado de calamidad extrema, impresentables para la propaganda. Situación que se oculta como secreto de Estado.

Las Misiones, el gran negocio del castrismo, casi 50 mil galenos distribuidos en más de sesenta naciones, que origina ganancias de más 7,000 millones de dólares. Esto demuestra que no es asistencia, sino un burdo negocio con esclavos de bata blanca, que apenas reciben entre el 10, y 15 % de esas ganancias.

La esclavitud no solo es visible, por este dato, sino porque les son arrebatados sus pasaportes, y no pueden trabajar con su familia que queda en Cuba de retén como moneda de presión. Para que no deserten. Otra cosa son los costo y la escasez en los servicios médicos. Un hospital hoy en Cuba semeja una cueva, oscura, sucia y abandonada, donde es imposible sobrevivir.

Educación o adoctrinamiento

Habría que partir del principio que adoctrinar no es educar, quizás sea este renglón donde más se observó la vida parásita de la revolución cubana, que recibía anualmente de la URSS, entre 4000 y 6000 millones de dólares.

Este factor contribuyó al fallido experimento de la escuela en el campo. Una locura que generó la construcción de 535 escuelas, de entre tres y cuatro pisos que hoy son construcciones fantasmas, que el tiempo ha erosionado, enterrándolas en el olvido, no más que la anomalías de sus ex estudiantes lacerados con tal maniaco experimento.

Mentir, en Cuba es el precio para poder estudiar. La educación con personal emergentes, jóvenes sin preparación, marcados por una educación partidista que no permite disentir, lo que lleva a la doble moral y a la pérdida de valores. Todo esto es lo que vemos hoy día. El gobierno miente cuando dice que destina el 10 porciento de su Producto Interno Bruto (PIB) a la educación.

La ruina de sus instalaciones lo desmienten . El fracaso es ya evidente y forma parte del desastre económico físico y moral del castrismo.

Inicio del Curso escolar en CUba 2017 - 2018

Adoctrinar no es educar.

Si la revolución clama, y defiende sus argumentos mentirosos es preciso que los demócratas cubanos denuncien tales falacias, que aún perduran en pensadores de izquierda en todo el mundo. Esta es la tarea.

En Cuba lo único que no ha quebrado es la represión, factor que sostiene a un régimen podrido que vive su agonía con una maldad extrema, dispuesta a vender cara su existencia.

Lic. Jorge L. León

Julio 10/2020

 

Artículo de opinión publicado bajo la Política de Renuncia de Responsabilidad de Periódico Cubano

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top