Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cubanos son marcados en la piel para guardar orden en las colas

Noticias de Cuba

Cubanos son marcados en la piel para guardar orden en las colas

Las colas por lo general también están controladas por la libreta de abastecimiento aún cuando el pollo o los productos de aseo se compren en las antiguas tiendas en CUC

Cubanos son marcados en la piel para guardar orden en las colas

Cubanos son marcados en la piel para guardar orden en las colas. (Foto: Periódico Cubano)

La profunda crisis económica que viven los cubanos dentro de Cuba también ha derivado en la pérdida total del respeto a ser humano por parte del régimen comunista. Una denigrante práctica se ha puesto de moda en la ciudad de Matanzas: los cubanos que hacen colas para adquirir pollo o productos de aseo son marcados en piel por un creyón para “controlar” que no compren 2 veces.

Como si fueran vacas a la cual el herrero marca con fuego para avisar a otros que es un animal de su propiedad, las autoridades del comercio interior en Matanzas pintan en la piel de forma obligatoria a los cubanos, que obligados a obtener sus alimentos por esa vía, se muestran dóciles ante semejante acto de irrespeto.

Este comportamiento fue advertido por la escritora Mabel Cuesta en su perfil de Facebook. La intelectual cubana se pregunta “¿cuán lejos de la libertad y el sentido de amor propio puede estar una ciudadanía que extiende su brazo a cambio de asegurarse un paquete de detergente o un muslo de pollo?”.

Cubanos son marcados en la piel para guardar orden en las colas

Cubanos son marcados en la piel para guardar orden en las colas. (Foto: Facebook-Mabel Cuesta)

Cuesta asegura que el “síndrome de Estocolmo”, ese comportamiento psicológico que puede llevar a un individuo a sentir aprecio y no querer separarse de un secuestrador que la mantiene cautivo, debería cambiar su nombre “lo antes posible” y asociarlo a alguna ciudad de la Isla donde se están viendo fenómenos parecidos.

La publicación de una fotografía aporta las pruebas necesarias para comprobar lo que sucede en la ciudad de Matanzas. Cuesta asegura que “a veces marcan a la gente en dos lugares diferentes, el brazo y la palma de la mano, si hacen dos colas diferentes: una para el pollo y otra para el detergente en puntos de venta cercanos”.

¿Qué tiene que ver el embargo/bloqueo en este comportamiento de las autoridades comunistas? ¿Debería un cubano dejarse tratar así por un gobierno que dice hacer el bien? ¿Qué piensa usted?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top