Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Declive de la producción de carne de cerdo en Cuba comenzó en 2018

Noticias de Cuba

Declive de la producción de carne de cerdo en Cuba comenzó en 2018

Los argumentos del régimen comunista sobre el embargo y la pandemia son refutados por la evidencia estadística

Declive de la producción de carne de cerdo comenzó en 2018

El país atraviesa una grave crisis de la carne porcina. (Foto: Periódico Cubano)

El declive de la producción de carne de cerdo en Cuba comenzó en el año 2018, por lo cual los argumentos del régimen comunista que intentan explicar la situación actual basada en el embargo de Estados Unidos y la pandemia de COVID-19 no se sostienen.

Según datos oficiales de la de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información compartidos por el economista Pedro Monreal, la crisis de la carne porcina en Cuba llama la atención pues ha sido un descenso prolongado luego de una recuperación tras tocar fondo en 1992.

“Llama la atención que la producción ‘estrella’ de la ganadería cubana -carne porcina- entró en crisis en 2018, después de alcanzar un ‘pico’ en 2017. Entre ese ‘pico’ y 2019 la contracción fue de 11,5%, pero ya en 2020 se producía casi 36% menos carne de cerdo que en 2017”, señala Monreal desde su cuenta en Twitter.

El descenso brusco de la producción porcina a partir del 2018 se acrecienta en 2020 y, de acuerdo con las proyecciones y la evidencia actual representada por los precios de la carne de puerco en el mercado, al cierre del 2021 los datos mostrarán un desastroso panorama.

Más allá de las cifras de producción en Cuba, es una realidad que casi ningún rubro de la agricultura se produce en niveles suficientes para satisfacer la demanda interna, que en la medida en que crece el turismo internacional también aumenta. El gobierno prioriza el abasto a los hoteles antes que el consumo de la población, por eso se crean fuertes presiones de desabastecimiento.

Cuba cuenta con 14.109 productores de carne de cerdo a través de los convenios porcinos, de los cuales 13.308 pertenecen a las Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS), 516 a las Cooperativas Agropecuarias (CPA), 173 a las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) y 112 a productores independientes no asociados y otros estatales. Pero esas cifras son insuficientes.

Según Monreal, otras producciones como la carne bovina, la leche y los huevos también presentan la misma situación, sin que las medidas tomadas por el gobierno hayan surtido efectos.

“El problema no es retornar a niveles inmediatamente anteriores a la pandemia. Debe resolverse un estancamiento prolongado -con oscilaciones- que, en el caso de 3 productos cruciales -carne bovina, leche y huevos- existe desde hace 15 años y que se agravó antes de la pandemia”, expone el economista cubano que trabaja en París.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top