Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

¡Insólito! ¿Por qué algunos bancos de EEUU no quieren más dinero de sus clientes?

Estados Unidos

¡Insólito! ¿Por qué algunos bancos de EEUU no quieren más dinero de sus clientes?

En esta época de pandemia, los bancos estadounidenses tienen mucho dinero pero pocas oportunidades de obtener beneficios de esos depósitos

Los bancos estadounidenses atraviesan una crisis de liquidez a la inversa (Foto: Periódico Cubano)

Los bancos estadounidenses atraviesan una crisis de liquidez a la inversa (Foto: Periódico Cubano)

Una situación insólita atraviesan los bancos de Estados Unidos. Cuando hay una recesión económica, la crisis que se genera suele impulsar a los bancos a la captación de fondos, para sacar provecho de ellos en un contexto que resulta propicio para ese negocio. Pero la situación provocada por el coronavirus ha sido diferente, ha ocasionado una crisis de liquidez a la inversa en EEUU.

La esencia del asunto es que los bancos estadounidenses tienen mucho dinero del que apenas pueden obtener beneficio. Una de las principales intenciones de los bancos para atraer dinero radica en que con estos pueden conceder préstamos, y obtener un interés. Pero esa ganancia ha disminuido drásticamente durante el último año.

Las razones son varias y han convergido todas a la misma vez, agudizando el problema para los bancos: las exigencias de capital aprobadas luego de la crisis de 2008, la inestabilidad económica a raíz de la pandemia, y la política de estímulos del gobierno para enfrentar las consecuencias económicas del coronavirus.

Advertisement

Con la finalidad de motivar la actividad y el movimiento del dinero, la Reserva Federal ha mantenido en cero los tipos de interés fijados desde marzo, lo que ha beneficiado a la población, pero ha afectado las ganancias de las entidades financieras.

Pero incluso a pesar de que el interés permanece en cero, los bancos no han tenido tantas oportunidades de mover su dinero a través de préstamos y créditos, pues la demanda se ha desplomado.

La prolongada extensión de la pandemia y la inseguridad económica consecuente, que puede alargarse por mucho tiempo más, ha generado reservas en la población. Muchos tienen miedo a contraer deudas sin saber cuándo podrían pagarlas. Las personas se han avocado más que antes a la austeridad y al ahorro, por la incertidumbre de qué podrá pasar mañana.

Advertisement

“La gente está literalmente acaparando dólares en los bancos”, aseguró a BBC Mundo Nathan Stovall, experto en el sistema financiero de Estados Unidos de S&P Global.

A lo anterior se suma el paquete de estímulos aprobado por el gobierno, que incluyen compras de bonos emitidos por las entidades y pagos directos a las familias y negocios. Esto ha sido un alivio para la economía familiar, y ha permitido que las personas no tengan la urgencia de solicitar ayuda financiera a los bancos.

Mucho dinero, poco movimiento

Entidades financieras como JPMorgan, Bank of America y Citigroup, han dicho que no quieren recibir más dinero de sus clientes, ya que ingresaron más de un billón de dólares en depósitos en 2020 y el ratio de préstamos por depósito cayó a mínimos históricos, apenas por encima del 60%.

Advertisement

En declaraciones a BBC Mundo, Jamie Dimon, ejecutivo de JPMorgan, dijo que esa histórica firma de inversiones solicitó a varias de las empresas que más fondos tienen depositados, que los traspasaran a otras entidades, hasta reducir su base de depósitos en 200.000 millones de dólares.

“Los mayores bancos del país están inundados de dinero, hasta el punto de que algunos han empezado a rechazar depósitos y podríamos ver que otros empiezan a hacerlo también”, afirmó Nathan Stovall al medio de prensa inglés.

Los bancos no solo tienen más dificultades para rentabilizar los depósitos, sino que su aumento les exige incrementar el capital con el que están obligados a respaldarlos. En este contexto desfavorable, varios ejecutivos del sector están pidiendo a las autoridades que relajen las exigencias.

Advertisement

Según la directora financiera de JP Morgan, Jennifer Piepszak, lo que está en peligro no es la vitalidad del sistema financiero, el cual considera que se encuentra fuerte, sino cuánto beneficio pueden obtener las entidades financieras.

“La seguridad del sistema es prioritaria para el gobierno, que lo que quiere de la banca es que esté en condiciones de conceder créditos para activar la economía, y, desde luego, la banca está deseosa de hacerlo”, aseguró.
¿Cuán afectados están siendo los clientes?

“Puede que algunos bancos les digan que busquen otro lugar, pero siempre va a haber alguien dispuesto a recibir los fondos”, explicó Stovall.

Advertisement

La principal consecuencia para los clientes se ha debatido desde hace meses: quienes tienen sus ahorros depositados en los bancos, está recibiendo una rentabilidad casi nula por ellos. Los expertos no auguran que esa situación vaya a cambiar pronto.

Stovall señala que “esta situación puede llevar a muchos pequeños ahorradores a buscar productos e inversiones de mayor riesgo”, como parece apuntar el alza en la cotización de activos de alta volatilidad, como el bitcoin.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos de la Farádula

To Top