Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Islas Marshall más radioactivas que Chernóbi y Fukushima

Mundo

Islas Marshall más radioactivas que Chernóbi y Fukushima

Estados Unidos realizó en está región más de 60 detonaciones de armas nucleares, una de ellas mil veces más potente que la bomba de Hiroshima

Los soldados colocaron materiales contaminados en un cráter dejado por una de las explosiones, que fue sellado con cemento (EL CONFIDENCIAL)

Soldados guardaron restos contaminado en un cráter creado por una de las explosiones y sellaron con cemento (EL CONFIDENCIAL)

Las Islas Marshall, un archipiélago de más de mis islas en el Pacífico, a medio camino entre Hawai y Australia, fueron utilizadas en 1954, Estados Unidos para detonar una bomba de hidrógeno mil veces más potente que la de Hiroshima.

“Varias islas se vaporizaron. Muchas personas murieron, sufriendo efectos de nacimiento, con cáncer como resultado de la contaminación”, indicó Tony de Brum, quien tenía 9 años cuando sucedió.

Dicha explosión tuvo lugar  en el atolón Bikini y es conocida como Castle Bravo. Fue la mayor de las explosiones realizadas por Estados Unidos en las Islas Marshall entre 1946 y 1958, para medir el poder de dichas armas nucleares.

Seis décadas después de las detonaciones, su legado tóxico sigue presente en el archipiélago de cerca de 70 mil habitantes.

Tres nuevos estudios de la Universidad de Colombia en Estados Unidos constataron que los niveles de radiación en algunos puntos de las Islas Marshall siguen siendo más altos que en Chernóbil y Fukushima.

La radiación en algunos sitios es tan alta, que según el reporte de la universidad será imposible, por muchos años el regreso de los pobladores locales a sus hogares ancestrales.

Las Islas Marshall fueron ocupadas por Japón durante la Segunda Guerra Mundial, y pasaron en 1944 a estar bajo el control de Estados Unidos durante 40 años. El archipiélago es hoy en día una nación independiente con la categoría de estado asociado de Estados Unidos.

Entre 1977 y 1980 Estados Unidos llevó a soldados a las Islas Marshall para limpiar sitios contaminados. Los soldados colocaron suelo contaminado y materiales en un cráter dejado por una de las explosiones, que fue sellado con cemento.

El sitio de este domo, en la isla Runit, en el atolón Enewetak, es conocido como “La Tumba”.

Un estudio de la Sociedad Estadounidense del Cáncer de 1998 estableció que los niveles de cáncer en las Islas Marshall eran “alarmantes” y atribuyó a la radiación particularmente los casos de leucemia, cáncer de tiroides y de mama.

“Las Islas Marshall tienen el mayor índice en el mundo de cáncer cervical, aunque se reconoce que son necesarios más estudios para determinar las causas y el papel de la radiación en este tipo de cáncer”, indican.

Los Estados Unidos estableció fondos para reubicar a los habitantes de los atolones de Bikini, Rongelap y Enewetak, aunque Bikini y Rongelap permanecen deshabitados por los altos niveles de contaminación.

La presidenta de las Islas Marshall, Hilda Heine, junto con miembros de la Comisión Nuclear Nacional, revisan la lista de reclamos de víctimas que aún no recibieron ayuda.

Con información de BBC y El Universal

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

To Top