Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

La depresión navideña tiene a los dulces como principal responsable

Mundo

La depresión navideña tiene a los dulces como principal responsable

“Cuando consumimos dulces, actúan como una droga”

La depresión navideña tiene en los dulces como el principal responsable

La depresión navideña tiene en los dulces como el principal responsable. (BBC NEWS)

Un grupo de científicos pertenecientes al aérea de psicología de la Universidad de Kansas (Estados Unidos) llegaron a la conclusión tras un largo estudio que la ingesta de azúcares agregados, comunes en muchos alimentos propios de la Navidad, llega a provocar procesos metabólicos, inflamatorios y neurobiológicos propios de las enfermedades depresivas que suelen ocurrir en la época navideña.

El estudio fue publicado en la revista ‘Medical Hypotheses’. En la publicación también se señala que en los países ubicados a latitudes más alta del hemisferio norte, la disminución de la luz solar durante el invierno afecta a los patrones de sueño que unido al alto consumo de azúcar podría desatar una “tormenta perfecta” en el metabolismo humano.

“Para muchas personas, la exposición reducida a la luz solar durante el invierno alterará los ritmos circadianos, interrumpirá el sueño saludable y empujará del 5 al 10% de la población a un episodio completo de depresión clínica”, señala Stephen Ilardi, profesor asociado de Psicología Clínica de la Universidad de Kansas.

El invierno en la mitad norte del planeta Tierra comenzó oficialmente el pasado 21 de diciembre y se entiende hasta el mes de marzo. “Una característica común de la depresión de inicio en el invierno es el ansia de azúcar. Por lo tanto, tenemos hasta el 30% de la población que sufre al menos algunos síntomas de depresión de inicio en el invierno, lo que hace que anhelen los carbohidratos, y ahora se enfrentan constantemente con dulces navideños”, afirman por su parte un grupo de tres estudiantes de posgrado que participaron en el estudio. Ellos son Michael Namekata, Erik Wing y Carina Fowler.

“Cuando consumimos dulces, actúan como una droga. Tienen un efecto inmediato de elevación del estado de ánimo, pero en dosis altas también pueden tener una consecuencia paradójica y perjudicial a largo plazo de empeorar el estado de ánimo, reducir el bienestar, elevar la inflamación y causar aumento de peso”.

La muestra bajo análisis incluyó datos de personas recogido en el Estudio de Observación de la Iniciativa de Salud de las Mujeres y el Estudio de Dieta y Salud de NIH-AARP.

Sobre el consumo de alcohol en estas fechas el equipo de investigadores dice que: “Tenemos bastantes indicios de que una bebida alcohólica al día es segura y podría tener un efecto beneficioso para algunas. El alcohol es básicamente calorías puras, energía pura, no nutritiva y súper tóxica en dosis altas. Los azúcares son muy similares. Estamos aprendiendo cuando se trata de la depresión, las personas que optimizan su dieta deben proporcionar todos los nutrientes que el cerebro necesita y principalmente evitar estas toxinas potenciales”.

“Cuando pensamos en la enfermedad inflamatoria, pensamos en diabetes o artritis reumatoide, enfermedades con un alto nivel de inflamación sistémica, pero normalmente no pensamos que la depresión esté en esa categoría, pero resulta que realmente lo está, no para todos los que están deprimidos pero aproximadamente sí para la mitad.

“También sabemos que las hormonas inflamatorias pueden llevar directamente al cerebro a un estado de depresión severa. Por lo tanto, un cerebro inflamado es típicamente un cerebro deprimido. Y los azúcares agregados tienen un efecto proinflamatorio en el cuerpo y cerebro”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete a nuestra web.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top