ESPECIAL CUBACEL: Manda 20 CUC y en Cuba reciben 50 CUC
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

La macorina: un auto, dinero e intrigas

Noticias de Cuba

La macorina: un auto, dinero e intrigas

Pero, ¿de dónde viene el nombre? Ciro Bianchi lo explica

La Macorina

La vida de esta singular mujer está marcada por la intriga. Se dice que nació en 1892, en un pueblo al suroeste de La Habana (algunos historiadores hablan de Guanajay). 

¿A qué parte del cuerpo se alude en la frase: “Ponme la mano aquí, Macorina” ?, ¿Quién era conocida por este apodo? Aquí te invitamos a que lo descubras.

La historia de María Calvo Nodarse no puede contarse desligada de su convertible rojo, el automóvil que la hizo célebre. Sin embargo, la Macorina fue mucho más que la primera mujer al volante en Cuba o la primera en obtener la licencia de conducción.

Son las cinco de la tarde de un atardecer cualquiera en La Habana de la década del 20 del pasado siglo. Una cuña europea, apta para carreras de autos transitaba las calles de Malecón hasta Galiano, de ahí llegaba a Dragones y doblaba por Prado buscando Zanja para luego dirigirse hacia la Calzada de Infanta. Después volvía a empezar el recorrido.

Esta escena se repetía una y otra vez, según el cronista Ciro Bianchi en el libro La Habana de Hemingway y otras historias. Conduciendo ese auto estaba la mujer que fuera inmortalizada en dos composiciones musicales (una de Abelardo Barroso acompañado por la Orquesta Sensación y otra musicalizada por la cantante mexicana Chavela Vargas a partir de un poema del asturiano Alfonso Camín.

La vida de esta singular mujer está marcada por la intriga. Se dice que nació en 1892, en un pueblo al suroeste de La Habana (algunos historiadores hablan de Guanajay). Es difícil creer que una mujer con su carácter pueda haber sido raptada por el novio, aunque ese es otro dato se difunde sobre su vida. Llegó a la capital muy joven, con apenas 15 años, obligada por su pareja y a escondidas de su familia. A partir de ese momento decidió que tendría que ascender en la escala social habanera. Para ello una artimaña.

Si algo aprendió bien Macorina, además de conducir un auto, fue a manejar su vida y sacarle provecho a lo que Dios le dio. Muy pronto comprendió que la belleza, eso sí, vendida al mejor postor, podría aportarle grandes beneficios.

Fue, en su momento, lo que conocemos hoy como una escort o prostituta de lujo que seleccionaba cuidadosamente a sus clientes, entre ellos el mayor general José Miguel Gómez, quien solicitó sus servicios antes y después de ocupar la presidencia de la República. Gracias a este y otros “amigos”, tuvo a su nombre cuatro residencias majestuosas ubicadas en los mejores barrios habaneros –Vedado (Calzada y B, Línea y B); Habana Vieja (Habana y Compostela); Centro Habana (San Miguel entre Gervasio y Escobar).

Pero, ¿de dónde viene el nombre? Ciro Bianchi relata la siguiente anécdota: una tarde, al pasar velozmente al volante de su auto rojo por el Paseo del Prado, justo frente a la acera del Louvre, un joven pasado de tragos la vio y exclamó: “¡Ahí va la Macorina!”. En realidad, quería decir “La Fornarina”, nombre por el que se conocía a Consuelo Vello Cano, cantante de copla española.

A pesar de todo el esplendor que la rodeó en sus años mozos, María Calvo Nodarse falleció sola y en la absoluta miseria, luego de vender las posesiones que había adquirido con el tiempo.

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top