Conecta con nosotros

Periódico Cubano

Presa política Sulmira Martínez vive una “película de terror” en la prisión del Guatao

NOTICIAS DE CUBA

Presa política Sulmira Martínez vive una “película de terror” en la prisión del Guatao

La joven se encuentra detenida por convocar a una protesta pacífica desde las redes sociales

Gobierno de Estados Unidos pide la liberación de la joven cubana Sulmira Martínez Pérez

Sulmira Martínez es acusada de «instigar a delinquir» por convocar a una protesta pacífica. (Foto: Salem Cuba – Facebook)

Sulmira Martínez Pérez, conocida como Salem Cuba, una influencer y nueva presa política en la Isla, vive terribles condiciones en la prisión de mujeres del Guatao, La Habana, según una denuncia realizada por su madre Norma Pérez, luego de visitarla el pasado jueves en este centro penitenciario.

A través de un audio enviado al Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), la progenitora comentó que su hija, de 21 años, vive una auténtica “película de terror” en ese lugar.

La madre detalló que la activista duerme en una cama con chinches, se baña con agua fría, se alimenta mal y es maltratada por los guardias. «Ella trató de cambiar la cama que está llena de chinches y nada… Las chinches se las están comiendo, no solo a ella, a todas las presas políticas», agregó.

Además, la joven es obligada a pelear con las presas comunes, y por ello recibe la protección de otras mujeres detenidas por motivos políticos, aunque, al final de cuentas, todos son víctimas de maltrato.

La madre también mencionó que Martínez Pérez otra vez podría ser trasladada al cuartel general de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista. Ella ya estuvo encarcelada en los calabozos de ese sitio durante 67 días, donde fue sometida a interrogaciones.

A pesar de la difícil situación, Norma contó que la joven se mantiene fuerte y agradecida por la ayuda que está recibiendo por la gente que respalda a los presos políticos en el territorio cubano.

Para el gobierno comunista, Martínez Pérez cometió el delito de “instigación a delinquir” por convocar a una protesta pacífica desde sus redes sociales. Primero, la joven enfrentaba el cargo de “propaganda contra el orden constitucional”, pero luego le cambiaron la acusación.

«Para los que dicen que el que empuja no se da golpes: Estoy planeando una manifestación, es para la calle, no detrás de una pantalla», escribió en Facebook antes de ser detenida mediante un violento allanamiento, en el que los agentes castristas le decomisaron su computadora y teléfonos celulares.

La muchacha estuvo privada de su libertad en el citado cuartel hasta que se tomó la decisión de movilizarla a la cárcel a bordo de una de las conocidas “jaulitas”, donde la pusieron de pie y la esposaron a un tubo de este vehículo herméticamente cerrado.

Tanto la Embajada de Estados Unidos en La Habana como la consultoría jurídica independiente Cubalex han solicitado a las autoridades castristas la liberación inmediata de la joven activista, además de exigir el respeto a su derecho a protestar pacíficamente y expresar sus opiniones políticas en las redes sociales.

Síguenos GRATIS en WhatsApp y Telegram para contenidos exclusivos

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

Comentar noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias de Impacto

Lo más leído en la semana

Escándalos de la Farádula

Arriba