Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Mujer que participó en acto de repudio contra Anyell Valdés es mantenida por su hija en EEUU

Noticias de Cuba

Mujer que participó en acto de repudio contra Anyell Valdés es mantenida por su hija en EEUU

Afirma amar la “revolución” pero depende de los ingresos de su hija en EEUU

Mujer que participó en acto de repudio, mantenida por su hija en EEUU. (Odalis León Veitia Facebook/ Héctor Luis Valdés Facebook).

La represora Odalis León Veitia, una de las participantes en el acto de repudio contra Anyell Valdés y su familia, tiene una vida cómoda en Cuba gracias a que su hija vive en Estados Unidos, según confirmó Cubanos por el Mundo.

Fue el activista Adrián Rubio quien reconoció a la mujer durante el ataque a la vivienda de Valdés este 22 de febrero. Ese día, un grupo se personó frente a la casa de Valdés con gritos e insultos, a sabiendas de que sus tres hijos, todos niños, se encontraban al interior.

Los vecinos atacaron al perro de la familia, al que le lanzaron la pintura azul con la que dejaron consignas comunistas en el piso y las paredes.

Según Rubio, León Veitia disfruta de las ventajas del capitalismo, adquiriendo joyería, muebles y otros bienes costosos gracias a que su hija se encuentra en el “Imperio”.

Rubio afirmó al citado medio que la represora también tiene un refrigerador de 2 mil dólares que fue financiado por su hija, Diana Frometa León.

La mujer cuenta entre sus contactos de la red social Facebook a varias personas que trabajan para las corporaciones CIMEX, ETECSA, o directamente en las oficinas del gobierno de municipalidades y provincias.

Siendo este el caso, no sorprende su participación en un acto de odio hacia opositores, pues se trata de los pocos beneficiarios  de un sueldo apenas digno y algunas libertades extra de las que no goza el cubano de a pie, y menos los opositores.

Este privilegio es el que conduce a personas como Odalis León a cometer, no solo mítines de repudio, sino cualquier agresión o violación a quienes piensen diferente en Cuba, sabiendo que cuenta con el amparo de las autoridades.

Así, mientras otros son enviados a la cárcel solo por portar carteles en silencio, los comunistas que invadieron y dañaron propiedad privada, sin importarles la presencia de niños en la escena, no enfrentan ningún tipo de consecuencia por estos actos.

Ni la policía ni otra autoridad ha actuado para proteger a Anyell y sus hijos en el futuro, ni para brindarles “justicia” por lo sucedido, por lo que activistas reclaman que se trató más bien de un caso de terrorismo de Estado.

3 Comments

3 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top