fbpx
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Otra negligencia en Cuba: fue al hospital por cálculos renales y le amputaron las piernas

Noticias de Cuba

Otra negligencia en Cuba: fue al hospital por cálculos renales y le amputaron las piernas

Dos hospitales de Pinar del Río lo atendieron de forma incorrecta y algo simple concluyó en tragedia

Negligencia médica en Cuba

Miguel Betancourt, víctima de negligencia médica cubana (Gladys Linares-CubaNet)

El albañil cubano Miguel Betancourt denunció que fue víctima de negligencia médica en la provincia de Pinar del Río, pues le amputaron varias de sus extremidades luego de provocarle gangrena.

De acuerdo con el reportaje de CubaNet, Miguel Betancourt Zaldívar trabajaba como albañil por cuenta propia. Hace un año, le operaron con láser unos cálculos renales, pero la intervención quirúrgica no fue un éxito.

El hombre seguía presentando intensos dolores, por lo que en julio de 2020 tuvo que acudir al policlínico de Consolación del Sur, ya que la molesta era tan aguda que perdía el conocimiento varias veces.

En principio no se le atendió apropiadamente, pues solo le inyectaron duralgina para aliviar el dolor y fue enviado de vuelta a casa. Esa noche los cólicos no cesaron. No solo se desmayó, sino también perdió el control de los esfínteres y tuvo que ser llevado de urgencia al policlínico.

Llegó inconsciente y con fiebre, motivo por el cual se ordenó su traslado al hospital “viejo” de Pinar del Río “León Cuervo Rubio”, donde sucedería la negligencia más grave.

El hombre fue atado de pies y manos, a pesar de que no representaba una amenaza ni se trataba de un paciente difícil. Por su condición, volvía en sí esporádicamente con dificultad, para luego desmayarse de nuevo.

En una de las ocasiones en que despertó, ocho días después de su traslado, le pidió a una enfermera que lo desatara, pues los amarres le hacían daño y sentía mucho dolor en manos y pies.

La enfermera se negó, diciendo que no podía incumplir las “órdenes del médico”, y lo dejó atado pese a sus quejas.

Por estar solo en el hospital, ningún familiar pudo percatarse de lo que sucedía con él, y tras varios días más de semiinconsciencia, finalmente despertó en el hospital “nuevo” de Pinar del Río “Abel Santamaría Cuadrado”, al cual había sido trasladado.

Betancourt despertó con manos y piernas ennegrecidas e hinchadas, además de adoloridas y entumecidas, síntomas de gangrena, la cual le había sido provocada por los médicos del anterior hospital.

En el hospital “nuevo”, los médicos no pudieron salvarle las piernas a Miguel y se las amputaron por debajo de las rodillas, el 18 de agosto.

Para sus manos intentaron darle un tratamiento, pero al final también hubo que amputarle varios dedos, tras lo cual, asegura, no se le dio ningún tipo de seguimiento.

No se le ha indicado rehabilitación, y ni siquiera se le proporcionó el equipo necesario para poder moverse en su nueva condición, como una silla de ruedas.

Luego de este episodio claro de negligencia médica, a Miguel no se le dio ningún tipo de compensación, ni mucho menos se pensó en castigar a los responsables, aunque todo le había sido causado en los centros hospitalarios.

Si bien los errores quedaron registrados en el expediente médico de Betancourt, es muy difícil que el hospital acceda a entregarlos, y más aún que un Tribunal quiera seguir el caso contra trabajadores del Estado.

Así, el hombre que hasta el año pasado se encontraba saludable, salvo por los cálculos en sus riñones, ya no puede trabajar por su cuenta y depende de una pensión de 2.000 pesos al mes, insuficientes para mantenerse y cubrir todas sus necesidades.

Danos Me Gusta en Facebook y mantente informado

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Videos de Cuba

To Top