Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Niegan la cesárea a una embazada en Santiago de Cuba y su bebé muere

Noticias de Cuba

Niegan la cesárea a una embazada en Santiago de Cuba y su bebé muere

Por casi una semana, personal del Hospital Materno Sur le negó una cesárea a la madre porque “tenía que parir ella misma”

Denuncian negligencia médica que le costó la vida a un bebé en Santiago de Cuba

Denuncian negligencia médica que le costó la vida a un bebé en el Hospital Materno Sur, en Santiago de Cuba. (Foto de referencia: Hms Mariana Grajales Cuello-Facebook)

La “potencia médica” deja ver su eficiencia una vez más, ahora negándole la cesárea a una embarazada y obligándola a estar en labor de parto por seis días completos.

La mujer entró en labor desde el pasado 30 de junio, cuando comenzó con las contracciones, pero fue hasta el 6 de julio que se efectuó el parto, lo que terminó con la vida del bebé.

El personal se negó a practicarle una cesárea porque “tenía que parir ella misma”, explicó Yoenni Villier, esposo de la joven, en entrevista con el conductor cubano Alexander Otaola.

Desde que sintió los primeros dolores, la esposa de Villier fue llevada al Hospital Materno Sur, en Santiago de Cuba, donde tardaron tres horas en admitirla y pasarla al cuarto en el que “esperarían” que entrara en trabajo de parto.

Sin embargo esto no sucedió y aunque solicitaron la cesárea se las negaron, dándoles por seis días la explicación de que ella “tenía que parir”, a pesar de que es de conocimiento general que los bebés fallecen en cuestión de horas si no nacen después de las contracciones más intensas.

Yoenni quiso denunciar el caso en el programa para “demostrarle al mundo lo que ocurre con esos asesinos”, refiriéndose al régimen cubano, que sigue vendiéndose ante el mundo como “potencia médica”, mientras en Cuba su servicio médico es deplorable.

Mientras se promociona en medio de la pandemia del COVID-19 con sus brigadas de médicos generales y enfermeros que no tienen los conocimientos necesarios para ser útiles ante el coronavirus, en Cuba falta personal y medicamentos en los hospitales.

Es posible que una de las razones para negarle la cesárea a la mujer fuera la falta de recursos necesarios para una cirugía, como anestesia y medicamentos para la recuperación.

Ante la falta de recursos, el régimen cubano ha ordenado que solo se utilicen en casos “de extrema urgencia”, dejando a aquellos que puedan “aguantar” sin acceso a los mismos.

En este caso, más que racionamiento y negligencia, el personal médico mostró inhumanidad e inexperiencia al no saber lo que una espera tan larga podía representar para el niño y la madre.

“Nadie se responsabiliza. Nadie dice nada. No la han dejado ver por su madre en la morgue. Solo los familiares han podido, aunque no le dejan tomar fotografías”, explicó el joven durante la entrevista.

El cubano denunció el caso de forma oficial ante la dirección del Hospital, pues asegura que la niña gozaba de buena salud y venía con buen peso y talla.

“Pesaba más de 7 libras, estaba sana”, indicó el joven quien afirma que no hubo problemas durante la gestación de la joven.

El pésimo servicio de salud de Cuba

Las denuncias de mala praxis y negligencia médica son frecuentes y constantes en los hospitales de Cuba, así como las quejas de todas las precariedades del sistema.

Desde situaciones que se reducen a la falta de recursos como ambulancias o equipos de protección para sus trabajadores, hasta verdadera negligencia por parte de los mismos.

Los cubanos deben pasar horas esperando por ser atendidos y aún si lo consiguen no se les garantiza recuperación pues medicamentos tan básicos como antibióticos y analgésicos se encuentran ausentes de las farmacias y hospitales de la Isla.

Los cubanos pueden pasar meses con una simple infección ante la incapacidad del régimen para garantizar medicinas, mientras culpa al bloqueo estadounidense, aunque este no incluya medicamentos ni comida de  ningún tipo.

Recientemente el pastor cubano Jorge Luis Pérez Vázquez, contó que su suegro falleció debido a las condiciones del centro hospitalario donde fue recluido, también en Santiago de Cuba.

Entre camas oxidadas, sábanas manchadas, pisos y paredes llenas de hongos y rotas y con falta de equipo y materiales, la vida de los cubanos depende más de su suerte y buena salud que del sistema médico gratuito que con tanto orgullo defiende el régimen ante el extranjero.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top