Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Prensa oficialista critica los “precios de infarto” de la comida en Cuba

Noticias de Cuba

Prensa oficialista critica los “precios de infarto” de la comida en Cuba

Los productos lácteos como el queso han aumentado más de 15 veces tras la subida de la cotización del litro de leche

Prensa oficialista critica los “precios de infarto” de la comida en Cuba

“Para producir un kilogramo de queso empleamos de 10 a 13 litros de leche. Usted multiplica eso por 20 pesos y lo menos que debe costar un kilogramo es de 200 a 260 pesos”. (Collage: La Demajagua)

El diario oficialista La Demajagua recoge en sus páginas digitales una extensa crítica a los “precios de infarto” que tienen en la actualidad los productos lácteos que como el queso, han aumentado más de 15 veces tras la puesta en vigor de las “estrategias gubernamentales”.

Desde que se implantó el ordenamiento monetario la economía nacional ha vivido un periodo inflacionario que al parecer no tiene fin. En un inicio el sistema de la agricultura pagaba el precio del litro de leche al campesino en siete pesos cubanos (CUP), pero luego, ante la creciente inflación y con la supuesta intención de potenciar la producción se aumentó a 20 CUP.

La subida de precio ha conllevado a una cascada de incrementos en todos los derivados lácteos, algo que finalmente recae en la población, que en última instancia es la que debe pagar por el producto final.

La Demajagua recoge criterios de la población en Bayamo sobre la espiral inflacionaria. “Primero el queso Fundido estaba a 15 pesos el kilogramo, después a 30, ya uno lo veía un poquito caro, pero tenía mejor calidad; después a 140 y actualmente a 300.  Me parece que se les fue bastante la mano y que se debe revisar, porque dicen subir hasta y lo suben hasta; no hay término medio”, señaló Norma Fernández Alfonso, residente en el reparto Camilo Cienfuegos de la capital granmense.

“No hay que ser analista para saber que son precios exorbitantes y que un trabajador que viva de su salario, no puede darse el lujo de adquirir ese producto”, añadió.

Para la jubilada Eva Hilda Rodríguez Palomino se hace imposible la adquisición del queso. “Yo soy jubilada con una pensión de mil 528 pesos, no puedo darme ese lujo. El precio está caliente, no todos podemos llegarle. A mí entre comida y medicinas se me va todo”.

Sin embargo, un funcionario del Comercio estatal afirma que a pesar del precio el queso se vende sin mayores problemas.

Vicente Díaz Sosa, segundo administrador del mercado ideal Jesús Menéndez, argumentó que en una semana ha vendido más de 300 kilogramos. “El queso se vende. En esta semana he buscado 300 kilogramos y todo ha salido. Demora unos cuatro días, pero sale; lo que sí existe el criterio entre la población de que está elevado el importe”.

La situación es una evidencia de la profunda desigualdad que vive Cuba donde las políticas oficiales han llevado a la acentuación de las clases sociales, que ya está tan marcada que se refleja hasta en el acceso a un kilogramo de queso.

Industria láctea justifica los altos precios

Yoandris Espinosa Infante, director contable financiero en la Empresa de Productos Lácteos Granlac, de Granma, justificó los altos precios del queso pues la ficha de costo se elevó con el pago de 20 CUP por cada litro al campesino.

“Para producir un kilogramo de queso empleamos de 10 a 13 litros de leche. Usted multiplica eso por 20 pesos y lo menos que debe costar un kilogramo es de 200 a 260 pesos”, expone.

Además, hay que añadir aumentos en la ficha de costo por causa del consumo de combustible, agua y electricidad que se emplean para producir el queso.

A ese precio de la industria láctea el Comercio estatal le gana un 20% por ley. Graciela María Carrazana Urquiza, directora económica del Grupo Empresarial de Comercio explica que su organismo solo cumple con las orientaciones nacionales.

“A partir del precio para la venta yo establezco el precio minorista, aplicando un 20 por ciento a ese precio de venta, del cual un 10 por ciento va para al presupuesto del Estado y el otro diez es el margen de utilidad para sufragar gastos de transportación, salario de los trabajadores, electricidad”.

“No tengo cómo modificar precios. Si la industria vende a un precio yo tengo que cumplir con mi margen comercial”, acuña Carrazana Urquiza.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

1 Comment

1 Comment

  1. CONRADO PIÑA COLADA

    1 febrero, 2022 at 8:27 am

    LOS PRIMEROS LADRONES, DELICUENTES, CORRUPTOS, SON DESDE EL PRESIDENTE HACIA ABAJO, TODOS LOS DIRIGENTES, ASI LE QUEDDA MAS A ELLOS PARA ROBAR, AUNQUE MATEWN AL PUEBLO, EL CUAL A ELLOS NO LES INTERESA, SIN TODO EL PUEBLO MUERE M,EJOR PARA ELLOS LE QUEDA MAS PARA ROBAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top