Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Simulación de la Nasa concluye que no habría forma de evitar el impacto de un asteroide

Mundo

Simulación de la Nasa concluye que no habría forma de evitar el impacto de un asteroide

En la prueba que realizaron científicos de diversas partes del mundo, Europa podría ser la región más afectada

Asteroide

No existen variantes de librar al planeta de un posible impacto de asteroide (Foto: Piqsels)

Un grupo de expertos de las agencias espaciales estadounidenses y europeas asistieron a un ejercicio de una semana de duración dirigido por la NASA en el que se enfrentaron a un escenario hipotético: un asteroide a 50 millones de kilómetros se aproxima al planeta y podría impactar en un plazo de seis meses.

Según la prueba, el hipotético asteroide sería descubierto el 19 de abril de 2021, otorgándole la designación “2021 PDC”.

Parte de la simulación era descubrir la trayectoria que tomaría el asteroide, en donde impactaría, en qué fecha y cuáles serían las posibles maneras de evitar el impacto.

Primero se determinó que a potencial fecha de impacto sería el 20 de octubre del 2021, a solo 6 meses de su descubrimiento.

Luego de seguir el rumbo del asteroide, se concluye que chocaría contra Europa o al norte de África. Más adelante se detalla que la frontera entre Alemania, la República Checa y Austria sería el punto de impacto.

Una de las soluciones que se plantearon para desviar o destruir el cuerpo espacial, era el de enviar varias naves para poder aniquilarlo, no obstante los científicos descartaron esta idea, ya que concluyeron que estas no podrían despegar en el poco tiempo que queda antes de la colisión.

“Si nos enfrentamos al escenario hipotético del PDC de 2021 en la vida real, no seríamos capaces de lanzar ninguna nave espacial en tan poco tiempo con las capacidades actuales”,  señalaron los especialistas según recoge la agencia AFP.

Por otra parte consideraron la posibilidad de intentar hacer estallar o alterar el asteroide mediante un dispositivo explosivo nuclear.

“El despliegue de una misión de disrupción nuclear podría reducir significativamente el riesgo de daños por impacto”, constataron.

Otra posibilidad es enviar una nave espacial para que choque con el asteroide que se aproxime, desviándolo de su dirección.

Esta es la estrategia en la que la NASA se toma más en serio: A finales de este año, la agencia tiene previsto lanzar una prueba de dicha tecnología.

La Prueba de Redirección de Asteroides Dobles (DART, por sus siglas en inglés) enviará una nave espacial al asteroide Dimorphos y lo golpeará a propósito en el otoño de 2022.

Por el momento ningún cuerpo espacial representa una gran amenaza para la tierra en estos momentos.

Sin embargo, se calcula que dos tercios de los asteroides de 140 metros de tamaño o más, lo suficientemente grandes como para causar considerables estragos, siguen sin ser descubiertos

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top