Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Una empresa vietnamita donará pañales a niños cubanos con discapacidad

Noticias de Cuba

Una empresa vietnamita donará pañales a niños cubanos con discapacidad

La compañía elabora este producto en la ZED Mariel desde 2019

Una empresa vietnamita donará pañales a niños cubanos con discapacidad

Empresa vietnamita produce pañales en Cuba (Foto: ZED Mariel)

El Programa de Asistencia Social a Niños con Discapacidad de Artemisa recibirá un donativo de pañales desechables por parte de la empresa vietnamita Thai Binh Global Investment Corporation.

La compañía, primera de Vietnam en establecerse en la Zona Especial de Desarrollo (ZED) Mariel, entregará los pañales a los policlínicos de cada localidad de Artemisa a partir de este martes.

La distribución de los pañales iniciará en la capital de la provincia, posteriormente se hará en Candelaria, Bahía Honda, San Cristóbal y Mariel.

Según lo declarado a medios oficialistas, el resto de los municipios empezarán a recibir el donativo después del 15 de abril.

Carlos L. Semino García, jefe de Exportaciones de Thai Binh, comentó que la ayuda representa una mejor calidad de vida para los niños con discapacidad que no tienen acceso diario a los pañales.

La empresa, con una presencia de más de dos décadas en Cuba, desde noviembre de 2019 está produciendo de manera anual unos 120 millones de pañales desechables en la ZED.

Thai Binh elabora las marcas TB Kids Premium y TB Kids Premium Plus, además cuenta con una línea de protectores diarios conocidos como TB Care Thin Liners y TB Care Regular Liners que también se comercializan en el territorio cubano.

Este tipo de ayuda representa un impacto positivo para las madres que tienen muchas dificultades en conseguir los pañales por causa del desabastecimiento o el alto costo que los convierte en un producto de lujo en la Isla, mientras que en otros países es básico y fácil de comprar.

A ello se le suma que las autoridades cubanas, en vez de invertir para cubrir la demanda y realizar una distribución de manera gratuita, prefieren señalar que por culpa del bloqueo no hay pañales en la Isla.

Ejemplo de lo anterior, lo vivió Jonathan David, un niño de 9 años que vive postrado en una silla de ruedas en La Habana.

Dos funcionarias, en vez de llevar pañales, invirtieron tiempo en ir a la casa del pequeño a decir que no era posible la donación del producto por culpa del embargo estadounidense.

Ante esta respuesta, la madre decidió evidenciar el desinterés del gobierno por ayudar señalando que dicha empresa vietnamita ya estaba produciendo los pañales en el territorio cubano.

“Ya no saben cuál mentira van a decirme, no me digan más que estamos bloqueados y den a mi niño lo que le corresponde por derecho”, expresó la madre que hasta el año pasado pagaba 12 CUC al momento de comprar los culeros.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top