Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Usufructuarios cubanos podrían perder sus tierras o enfrentar más medidas de control

Noticias de Cuba

Usufructuarios cubanos podrían perder sus tierras o enfrentar más medidas de control

La fiscal general anunció que detectaron varias violaciones en la entrega y aprovechamiento de este tipo de tierras

“Mientras Acopio sea ineficiente, la agricultura no avanzará en Cuba”: Fernando Ravsberg

Detectan violaciones en contratos de usufructo. (Ministerio de Agricultura – Facebook).

Una serie de anomalías en la entrega de tierras para usufructo en Cuba durante 2020, pone en riesgo la permanencia de quienes las trabajan.

Durante la reunión más reciente del Consejo de Ministros, la fiscal general de la república, Yamila Peña Ojeda, anunció que se habían detectado varias violaciones en la entrega y aprovechamiento de este tipo de tierras el año pasado.

Entre estas destacó las “variaciones no autorizadas de las producciones aprobadas; un deficiente control sobre la contratación de las producciones e incumplimiento de lo pactado”.

Es decir, que quienes se encuentran de usufructuarios han sembrado productos diferentes a los que les requirieron las autoridades, no han cumplido con las cuotas de lo que deben entregar y tampoco hay suficiente gente trabajando las tierras.

Asimismo, se detectó que muchos de estos usufructuarios no tienen afiliación a la Seguridad Social y algunos de ellos no están trabajando la tierra que recibieron en usufructo.

Las “violaciones” detectadas por la fiscal dejan patente una vez más la nula libertad de la que gozan los campesinos para sembrar y cosechar, pues ni siquiera cumpliendo sus cuotas de determinado producto se les permite cultivar algo adicional para sí mismos.

Al igual que con el resto del campesinado, el gobierno sigue controlando además los precios, la distribución y venta de lo obtenido en las cosechas.

Según las medidas impuestas sobre la entrega de tierras en usufructo, la no afiliación a la seguridad social y el no trabajar las tierras brindadas por el Estado, son motivos para terminar el contrato de usufructo.

Por eso, cientos, o incluso miles de usufructuarios actuales podrían perder las tierras que les han entregado, y con ello también quedarse, no solo sin fuente de ingreso, sino sin un lugar para vivir.

Por otra parte, en medio de la aguda crisis alimentaria que enfrenta la Isla, también podría esperarse que el gobierno sea flexible con los usufructuarios y les permita continuar a cambio de poner las tierras a trabajar.

No obstante, durante la reunión del Consejo de Ministros, también se puso en duda la verdadera efectividad del programa de usufructos.

El ministro de la Agricultura, Ydael Pérez Brito, señaló que “si tras 12 años de iniciados los procesos de entrega de tierras ociosas se siguen manifestando los mismos problemas, ello constituye una muestra evidente de que no es efectivo el sistema que hemos usado para controlarlo”.

Sobre esto, responsabilizó a las autoridades y recalcó que “hay que cambiar la manera de hacer las inspecciones y los controles estatales”.

Lo anterior podría significar una nueva ola de medidas estrictas que condicionen a los usufructuarios que deseen, o necesiten, quedarse con las tierras que habitan actualmente.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top