RECARGUITA | La MEJOR APP para recargar transferir dinero a Cuba para Cubacel y Nauta | Descárgala ahora >
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Cáritas reparte alimentos y módulos de aseo a damnificados del tornado en La Habana

Noticias de Cuba

Cáritas reparte alimentos y módulos de aseo a damnificados del tornado en La Habana

La organización caritativa distribuyó donaciones e instaló comedores emergentes para alimentar a los más afectados con el tornado

Cáritas

Cáritas instaló comedores emergentes en las zonas más afectadas (PALABRA NUEVA)

El Programa de Emergencias y Ayuda Humanitaria de Cáritas, alianza de la Iglesia Católica, continúa repartiendo alimentos y bienes de primera necesidad en las zonas más afectadas por el devastador tornado EF4 que impactó a La Habana a finales de enero.

Según recoge la revista religiosa Palabra Nueva, la organización dio una respuesta temprana al fenómeno con la entrega de donaciones y la habilitación de comedores emergentes que lograron alimentar diariamente a más de 800 damnificados.

Migdalia Dopico, directora de Cáritas Habana, explica que fue muy importante la presencia de los voluntarios, “el acompañar a las familias en su dolor, apoyarlas”. Las necesidades más urgentes, señaló, fueron el alimento ya elaborado (por la falta de energía eléctrica y gas, persistente en algunas zonas por casi una semana); además del agua potable y artículos de primera necesidad como abrigos y mantas.

El primer comedor emergente se estableció en la noche del lunes 28 de enero, en la iglesia de Jesús del Monte (municipio Diez de Octubre), donde se elaboró alimento para unas quinientas personas en desayuno, almuerzo y comida. Esta parroquia, severamente afectada por los vientos y con derrumbes parciales, acogió al inicio a decenas de vecinos sin techo que acudieron a dormir en los alrededores del templo y los espacios donde no se había dañado la estructura.

Al día siguiente, martes 29, se habilitaron dos servicios más de alimentación, en el municipio de Regla: en la parroquia Cristo Redentor, donde se cocinó para más de doscientas personas; y en la capilla Nuestra Señora de Guadalupe, donde se asistió a otras cuarenta. Por último, se abrió uno en la Comunidad de los Padres Escolapios en Guanabacoa y otro en la Casa de Cáritas del mismo municipio para apoyar a las familias necesitadas de esa zona.

A la par de estas acciones, reseñó la publicación, se hicieron levantamientos diarios en las parroquias, donde a cada persona que acudía para recibir ayuda llenaba una planilla con sus datos personales y la relación de todas sus pérdidas, de manera que hubiese un control y una distribución organizada y eficiente de los recursos.

El grupo de voluntarios, compuesto también por religiosas y sacerdotes, visitaron además los hogares y zonas sensibles, a donde se llevaron pequeños módulos con alimentos en conserva, leche en polvo, velas, mantas para el frío y agua potable.

En los locales con que contaban estas comunidades, almacenaron y clasificaron ropa, zapatos y otros artículos de uso personal que fueron donados por personas interesadas en ayudar a los damnificados.

“Se han visto gestos muy hermosos ante el dolor de otros”, reconoció Migdalia, quien agradeció también “el respeto de las autoridades y agentes del orden público para facilitar el ejercicio de la caridad”.

Para la directora, “ha sido un gran testimonio la labor de Iglesia unida como Cuerpo de Cristo e impulsada por el Espíritu Santo, asistiendo a las personas en su dolor. Todos en comunión: laicos, sacerdotes, congregaciones religiosas, voluntarios de Cáritas, otros agentes de pastoral y personas de buena voluntad, junto a nuestros pastores, el arzobispo de La Habana y su obispo auxiliar”.

A tres semanas del tornado, Cáritas se mantiene prestando ayuda, aunque ya la electricidad, el servicio de gas licuado y el abasto de agua han sido restablecidos en prácticamente todos los hogares de la zona.

“Cáritas mantiene su acompañamiento y se prepara para una segunda etapa dentro de la emergencia (…) Los alimentos se entregan ahora crudos, y se prioriza siempre a las familias más vulnerables”, reza la nota.

Además de alimento, hoy se distribuyen módulos de aseo que contienen detergente, jabón de baño y de lavar, pasta y cepillo dental, ropa de cama (sábanas, colcha y toallas) y en algunos casos champú y suavizante que han sido donados.

La publicación informa además que la parroquia Jesús del Monte, que ofreció apoyo aun en condiciones de semiderrumbe durante las primeras semanas posteriores al desastre, ha trasladado su servicio de entrega de ropa a la capilla Nuestra Señora de la Guardia, en Luyanó, donde también se están distribuyendo algunos artículos de aseo y alimentos no perecederos.

Actualmente, en la parroquia de La Víbora, los padres pasionistas, junto a su comunidad y voluntarios, recogen y clasifican ropa, zapatos, útiles del hogar, alimentos crudos y todo tipo de donaciones que llegan debido a la colecta organizada por Cáritas Habana y otras diócesis del país.

 

Si quieres recibir más noticias como esta, escríbenos por Whatsapp al +1(786) 725-1960. Es gratis y funciona las 24 horas.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram. No te pierdas ninguna noticia.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement
Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete Gratis

Advertisement
To Top