Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

De cuando en Cuba planearon robar un banco al estilo de “La Casa de Papel”

Historia de Cuba

De cuando en Cuba planearon robar un banco al estilo de “La Casa de Papel”

Cuando se decidió dar el golpe, asaltar un banco no era un delito muy frecuente

The Royal Bank of Canada

Royal Bank of Canada Building, Havana 2017 (Foto: Osvaldo Valdes – Wikipedia)

En 1948 tres delincuentes planeaban robar un banco en La Habana, quizá no con el mismo nivel de precisión, pero sí con semejante entusiasmo al de los actores de la popular serie de televisión “La Casa de Papel”.

Los autores eran cinco prisioneros que coincidieron mientras cumplían sanción en la cárcel habanera Castillo del Príncipe. Uno era Rolando Martínez Torres, mejor conocido como “Tata el flaco”, tenía 25 años y estaba al término de cumplir la sanción de cuatro años y veinte días impuesta por robo.

También se unió Jesús Rivero Prendes, alias “el chino”, de 24 años. Había sido acusado por falsificación de documentos y estaba encarcelado a espera de pagar la fianza que se le había establecido. Anteriormente había cumplido sanción por asaltar a un taxista y prender fuego al automóvil.

Otro era Enrique Dobarganes Jorrín, apodado “Guarina” por la fábrica de helados donde trabajaba, robó la goma de un camión y dejó sus huellas. Cumplió por ese delito seis meses de condena. Este sujeto, junto a Avelino López Rodríguez (el panadero), estaba a espera de juicio, acusado de asalto a la fábrica de cigarros Partagás.

Veamos ahora el plan, etapa a etapa.

Fase uno: salir en libertad.

Algunos estaban próximos a extinguir su condena y otros debían escapar. Fugarse del Castillo del Príncipe era, según el cronista Ciro Bianchi, casi imposible. Los maleantes comprendieron que debían ser trasladados a otra instalación carcelaria. Se hicieron acusar, falsamente, de estafa y, una vez conducidos hasta Guanabacoa, con la ayuda de un familiar, introdujeron un revolver que sirvió para amedrentar a los guardias y escapar.

Fase dos: escoger objetivo.

The Royal Bank of Canada, ubicado en el Paseo del Prado, entre Ánimas y Virtudes, operaba en Cuba desde 1898 y por la notoriedad que ganó, se instaló en ese majestuoso inmueble de fachada neoclásica en 1919.

De momento, solo tenían un revólver, por lo que se propuso incorporar a Jorge Nayor Nasser, conocido como “el sirio”. Este se incorporó al grupo, fundamentalmente, por poseer una pistola. Por sus cualidades físicas -alto, de ojos azules- aparecía en revistas y carteles de compañías publicitarias anunciando cigarrillos y cervezas. Había estado vinculado a acciones insurreccionales.

Fase final: el golpe

Cuando se decidió dar el golpe, asaltar un banco no era un delito muy frecuente. “Habían transcurrido veinticuatro años desde el último hecho de ese tipo”, puntualiza Bianchi.

El día 11 de agosto de 1948, a las 3 de la tarde, uno de ellos vestía un uniforme de policía y necesitaron la ayuda de la novia de otro para que esta se quedara en el auto y avisara si algo ocurría. Entraron cuando quedaban muy pocas personas dentro y todo resultó rápido y fácil.

Apuntaron con el arma al portero para impedir que diera la alarma. Extrajeron el dinero de la bóveda y de los cajeros: se estiman que hayan sido más de 500 mil pesos. Solo cuatro días después del golpe, apresaron, uno a uno, a todos los miembros. Pese a ello, solo tres fueron condenados a prisión y devolvieron cerca de la mitad del dinero.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top