fbpx
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

De la evasión y otros demonios: La cobertura de Cubadebate sobe Karla Pérez

Opinión

De la evasión y otros demonios: La cobertura de Cubadebate sobe Karla Pérez

Cubadebate representa la prensa al servicio de los intereses de un gobierno, en detrimento de la ciudadanía, la justicia y la verdad

Cobertura de CubaDebate caso Karla Pérez MINREX

Ejemplo del periodismo oficialista cubano más desfachatado y retrógrada (Foto: CubaDebate)

Cubanos en todo el mundo amanecieron indignados y profundamente sensibilizados este jueves con el caso de la joven periodista Karla Pérez, a quien el gobierno le impide regresar a su país natal. Se trata de una franca violación a los derechos humanos, que además no estuvo acompañada de la más mínima justificación, porque no existe motivo para semejante atropello inconstitucional.

En medio del reclamo internacional por el veto a la joven, el medio de prensa oficialista Cubadebate volvió a mostrar un “periodismo” desfachatado, que intenta manipular la realidad burdamente, evadir preguntas y tergiversar historias, sin siquiera hacer gala del más mínimo síntoma de inteligencia en el proceso.

La causa no manifiesta que ha privado a Karla de su derecho de retorno, amparada por la norma internacional que ratifican los Estados: discriminación por motivos políticos.

¿Cuál es el hecho noticioso?

Semejante violación de un derecho inherente a todos ser humano, viene acompañado de condicionantes que agravan aún más una situación de por sí delicada en el plano humanitario.

Por un lado, la embajada de Cuba en Costa Rica tramitó los pagos correspondientes para la prórroga del pasaporte de esta joven que no viajaba a la Isla desde hacía cuatro años. Además, tuvo que pagar con anticipación la costosa estancia en uno de los hoteles destinados para el aislamiento de los viajeros.

En todo este proceso nunca se le notificó que su entrada al país estaba vetada. Fue cuando arribó a Panamá, país en el que hizo escala como parte del trayecto Costa Rica-Cuba, que autoridades de Copa Airlines le comunicaron que los funcionarios de migración en Cuba le impiden entrar a su país. Los motivos jamás fueron expresados.

Por otra parte, la sorpresiva noticia le impidió tramitar con anterioridad una regularización migratoria en Costa Rica, para no quedar totalmente desamparada. De manera que la joven abandonó el país latinoamericano que la acogió durante cuatro años de estudios, sin documentación que le permita retornar para residir legalmente.

Sin poder regresar a su país, y sin residencia en Costa Rica, el gobierno cubano ha impuesto forzosamente la condición de indocumentada a una de sus ciudadanas.

¿Cuál fue la cobertura de Cubadebate sobre el tema?

En un ejercicio contrario a las normas periodísticas, Cubadebate ignoró el carácter noticioso del hecho para centrar su cobertura en una arista paralela, totalmente intrascendente y manipulada de la situación.

La periodista de turno juzgó que no era necesario hablar de Karla, por lo que su nombre no fue mencionado, la situación en la que se encuentra tampoco, y mucho menos el más remoto cuestionamiento sobre las causas de la violación de sus Derechos Humanos.

La periodista decidió enfocarse en una de las repercusiones del hecho -solo una, además, obviando el resto-, sin atender al hecho en sí mismo.

“Desde horas de la tarde, circula una denuncia en las redes sociales sobre un grupo de ciudadanos que llegó hasta el Ministerio de Relaciones Exteriores para demandar información sobre una ciudadana cubana, y lo que ha pasado después es que se ha tergiversado un poco la situación, o al menos han dicho que no fueron atendidos y no recibieron la información debida”, comenzó su intervención.

Para esta joven representante del más retrógrado pensamiento oficialista cubano, lo importante no es informar que Karla Pérez fue víctima de una violación de sus derechos, indagar sobre las causas y abogar por una solución a este sensible problema; sino “desmentir” que el Minrex no atendiera la solicitud de un grupo de ciudadanos que acudieron a la institución buscando respuestas.

Otra vez, la prensa comprometida, orientada y pagada por el Partido Comunista de Cuba, se pone al servicio de las instituciones gubernamentales, en detrimento del pueblo, de la verdad y la justicia.

Por su parte, la Directora de Comunicación del Minrex, Yaira Jiménez, entrevistada por la periodista de CubaDebate, centró su intervención en dos elementos únicamente: decir que el ministerio “siempre” atiende “amablemente” las dudas de la población, y cuestionar los motivos de quienes fueron a preguntar sobre el caso de Karla Pérez.

“Como es práctica en la Cancillería, se le atiende su solicitud, y se le dice a los ciudadanos que vienen que se les responderá, y así es. Estamos hablando de una práctica habitual, cotidiana”, manifestó Yaira Jiménez.

La funcionaria cuestionó que las intenciones de estas personas fuera interesarse por la situación de Karla Pérez, sino crear un ambiente noticioso rentable a nivel internacional.

“Hablan de reclamos, de derechos, y nos preguntamos si será realmente una preocupación legítima, genuina por alguien, por una ciudadana cubana, o es un pretexto para montar un show de esos que ya estamos acostumbrados a ver en los últimos días en nuestro país”, expresó.

La periodista terminó confiando en que próximamente el Ministerio dará más “información”. Lo cierto es que lejos de informar, este tipo de “periodismo” desinforma, evade la realidad, silencia reclamos, tergiversa historias, pervierte la verdad.

¿Qué pasará con Karla Pérez?

Karla Pérez violación derecho de retorno Cuba

Karla Pérez en el aeropuerto intentando regresar a Cuba (Foto: ADN Cuba)

Al cierre de esta nota se conocía que Karla regresaría a Costa Rica, sin más detalles.

En una transmisión en directo del medio alternativo El Toque, el jurista cubano Eloy Viera Cañive alertó que esta joven ha sido forzada por el gobierno a vivir fuera de su país, a no poder visitar su Patria.

Desterrada de su país natal, y sin contar con residencia en ningún otro lugar, Karla se encuentra obligada a buscar una vía de legalización de su condición migratoria en Costa Rica u otro país.

En caso de solicitar refugio, el jurista cubano comentó que la periodista cumple con los tres requisitos de la convención internacional:

  1. tener temor o haber sido víctima de violación de los Derechos Humanos,
  2. haber solicitado la protección del Estado y esa protección haya sido deficiente o no se le haya provisto,
  3. demostrar que al regreso al país existe la posibilidad de que esas violaciones se puedan repetir.

En 2017 la joven ya había sufrido una violación de su derecho a la educación, cuando fuera expulsada de la universidad por colaborar con el movimiento opositor Somos+, lo cual la llevó a concluir la licenciatura en Periodismo en Costa Rica, gracias a una beca que ganó en ese país.

Ahora a la corta edad de 22 años, vuelve a sufrir una flagrante violación a sus derechos.

Existe un grupo de derechos reconocidos internacionalmente, a los que los Estados se adhieren. La norma internacional recoge el derecho de retorno, la capacidad de los nacionales de un país de regresar siempre a su Patria.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la que Eloy Viera Cañive recuerda que el Estado cubano participó activamente, tanto en la formulación como posterior aprobación, establece en el artículo 9 que “nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado”.

Sin embargo, la Ley de Migración cubana ha sido redactada a imagen y semejanza de los intereses castristas, reservándoles el derecho de negar la entrada al país de quienes consideren que han incurrido en actos imprecisos, abiertos a interpretaciones arbitrarias, como cuando existan “razones de Defensa y Seguridad Nacional”, o “por estar declarado indeseable o expulsado”.

“Me parece irrisorio desde cualquier punto de vista, porque si la Seguridad cubana entiende que una periodista de 22 años, sin un arma, sin un movimiento armado que la respalde, sin un pronunciamiento antisoberanista, es una amenaza contra la seguridad nacional, la seguridad cubana es muy endeble, que cualquier niña, cualquier adolescente la puede poner en riesgo”, afirmó Eloy Viera Cañive.

“O ha sido declarada indeseable por este gobierno, y el tema aquí estará en por qué ha sido declarada indeseable, y no hay otra razón que no sea por motivos políticos. O sea, lo que se está protegiendo no es la seguridad de la noción cubana, lo que se está protegiendo es el gobierno, que es una clase política que lleva mucho tiempo en el poder y que se ha amparado en un derecho a defenderse, que le permite limitar los derechos de otros”, añadió.

Sin embargo, la Constitución Cubana en su artículo 94 establece que los ciudadanos no pueden ser privados de sus derechos sin mediar una “resolución de autoridad competente o sentencia firme de tribunal”.

A Karla Pérez no le han notificado ninguna resolución oficial que le explique los motivos por los cuales ha sido prohibida su entrada al país, por lo tanto, se le ha negado también su derecho a réplica.

Se une así a la extensa lista de personas “reguladas” en Cuba, no por atentar contra su Patria, sino simplemente por manifestar una opinión política en contra del gobierno.

Danos Me Gusta en Facebook y mantente informado

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Videos de Cuba

To Top